El diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, ha ofrecido la foralidad como un "activo acreditado" para acordar "un encaje satisfactorio" entre Euskadi y el Estado, a la vez que ha asegurado a quienes consideran un "privilegio" el Concierto Económico, que es "un modelo de riesgo unilateral" para la Comunidad Autónoma Vasca.

Rementeria ha recibido este lunes, en la Casa de Juntas de Gernika, a los presidentes de los tribunales superiores de justicia de todo el Estado, a quienes ha invitado a que "interpreten la diversidad vasca en clave positiva", y que lo hagan como "la riqueza que los derechos históricos legan a los vascos".

El diputado general de Bizkaia ha defendido "la validez de la foralidad vasca para avanzar y sostener un nuevo periodo político de acuerdo y estabilidad" y ha dado la bienvenida a los presidentes de los tribunales de justicia de todo el Estado a la Casa de Juntas de Gernika, "la casa de todos los vizcaínos, un lugar tan venerado y representativo para nosotros, especial porque aquí pervive la esencia de la foralidad vasca, la esencia de lo que hemos sido y somos".

Rementeria ha trasladado su confianza en que "veamos a la foralidad como un activo acreditado y homologado para acordar un encaje satisfactorio entre Euskadi y el Estado y como una oportunidad para un nuevo tiempo político sustentado en el respeto y el acuerdo".

"Confiemos en que con el esfuerzo de todos y con la inestimable ayuda de la foralidad, estos tiempos tan nebulosos en política puedan devenir en un período de acuerdo y estabilidad. Confío en que todos sepamos ver la foralidad como una oportunidad para un nuevo tiempo político sustentado en el respeto y el acuerdo. Confío en que impulsemos la foralidad como un activo acreditado y homologado para acordar un encaje satisfactorio entre Euskadi y el Estado. Y también para lograr un mejor y más sólido encaje de la realidad vasca en Europa. Les ofrezco esta posibilidad, insisto que acreditada y homologada", ha dicho Rementeria.

Según ha indicado, cuando el lehendakari, Iñigo Urkullu, habla de 'nación foral' "no recurre a una noción abstracta o inservible a día de hoy", sino que "está buceando en la historia para sacar de las esencias y tradiciones de este país la semilla de nuevas fórmulas con un posible encaje jurídico-constitucional que permitan dar salida a situaciones políticas enquistadas y a desencuentros entre distintos sentimientos de pertenencia".

"Nuevas fórmulas que desde la generosidad de todas las partes en sus posiciones puedan, encontrando una justificación histórica, devenir en fórmulas jurídicas de convivencia aceptables para todos", ha añadido.

El diputado general de Bizkaia ha lamentado "el desconocimiento que todavía hoy sufre la foralidad". "No digo nada nuevo si manifiesto que durante décadas, y todavía hoy, nuestra realidad, esta realidad, sigue siendo una desconocida fuera de nuestros límites territoriales". Así, se ha referido a "la incomprensión de que existan unos pequeños parlamentos con capacidad normativa, las juntas generales, y que existan solo aquí, en la Comunidad Autónoma Vasca".

Tras reconocer que "esta incomprensión ha traído no pocos quebraderos de cabeza a nuestra estabilidad institucional", ha dicho que resulta "muy difícil hacer comprender que estamos ante un caso que escapa del elemento común, de las categorías que afectan a otras comunidades autónomas".

Rementeria ha insistido en que "la heterogeneidad, la diferencia y la singularidad, aunque estén jurídicamente amparadas, no están bien vistas en algunos ámbitos" y ha invitado a los presidentes de los tribunales superiores de justicia a que "interpreten esa diversidad en clave positiva, y que lo hagan como la riqueza que nos legan los derechos históricos".

Acompañado por la presidenta de las Juntas, Ana Otadui, Rementeria ha iniciado su intervención recordando la figura de Adrián Celaya, jurista, catedrático y "uno de los padres del derecho civil foral" que falleció este domingo.

Concierto económico

Durante su intervención, el diputado general también se ha referido a la reciente polémica sobre el Concierto Económico y el Cupo para asegurar que se basa en el "desconocimiento que algunos políticos" tienen del sistema.

"Algunos claman que el Concierto Económico es un privilegio. Yo en cambio defiendo que es un modelo de riesgo unilateral para el País Vasco", ha proclamado Rementeria, quien ha explicado que la capacidad de gasto del conjunto de administraciones de la Comunidad Autónoma Vasca (Gobierno vasco, diputaciones forales y ayuntamientos) depende "de la eficacia de sus haciendas forales en la recaudación de los tributos y de acertar o no en el diseño de las figuras tributarias" sobre las que disponen de autonomía normativa.

Según ha explicado, el cupo a pagar al Estado "no se paga en función de lo que se recauda, lo que nos hace asumir plenamente los riesgos de la gestión de nuestros sistemas tributarios". Rementeria ha recordado que "debemos pagar como cupo el 6,24% de todos los gastos presupuestados por el Gobierno del Estado, en cuanto a competencias no asumidas se traten, incluso cuando nuestra economía ofrece magnitudes peores que las del Estado, y debemos hacerlo porque no veremos corregido el importe de nuestros recursos disponibles por vía de una disminución del cupo".

Como "ejemplo de las consecuencias" del régimen del Concierto Económico, Rementeria ha recordado la situación que se produjo en 2009, "cuando la crisis redujo la recaudación de las administraciones públicas un 25%, lo que provocó la necesidad de un ajuste sin precedentes del gasto público".

"En el País Vasco también se produjo una caída de la recaudación del 25%. Es decir, uno de cada cuatro euros gastados en el ejercicio anterior ya no podía gastarse. Y no podía gastarse porque no se ingresaba. Obviamente, y conforme al régimen de Concierto Económico, nadie vino en auxilio financiero de las instituciones vascas ante semejante problema recaudatorio", ha afirmado.

Sin embargo, ha señalado, el Estado "arbitró fondos extraordinarios de más de 50.000 millones de euros para las comunidades autónomas de régimen común, fondos para que pudieran mantener sus niveles de gasto público, y fondos, por cierto, a cuyo pago contribuía también el País Vasco conforme al modelo de Concierto Económico, pero de los que no obtuvo ni un céntimo".

"Tuvimos que capear la situación por nuestros propios medios. No criticamos el modelo. Sabemos a qué principios responde y somos responsables de nuestras actuaciones", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.