El viceportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, Baldomero Oliver, ha asegurado que los granadinos tendrán que pagar el próximo año un diez por ciento más en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), según se desprende de la revisión de los Valores Catastrales prevista por el Partido Popular (PP) en los Presupuesto Generales del Estado (PGE).

El socialista ha explicado en rueda de prensa que el próximo año los ciudadanos "no sólo tendrán que seguir haciendo frente a la subida del diez por ciento aprobada por el Gobierno central en 2012, que expira para el próximo año pero que el gobierno de Torres Hurtado mantiene, sino que además también tendrá que sufragar otro diez por ciento de subida por los valores catastrales ratificado por el Ministro de Economía, lo que supondrá que en 2016 se pagará por el Impuesto de Bienes Inmuebles un 20 por ciento más respecto a 2012".

Para el socialista, "es incomprensible el aumento de la presión fiscal auspiciada por el gobierno del PP" y ha tildado de "desfachatez" la actitud del concejal de Economía del Ayuntamiento de Granada, Francisco Ledesma, quien "hace unos días hablaba de congelación del recibo del IBI, cuando no sólo se mantiene el diez por ciento de los últimos años, sino que además se tendrá que pagar otro diez por ciento más".

El concejal del PSOE ha apuntado que "lo que es más grave es que Ledesma ha querido ocultar a todos que el Gobierno central tiene preparado en los Presupuestos Generales del Estado una subida de los valores catastrales del 10 por ciento" y ha olvidado "contar a los granadinos que en el proyecto de PGE para el 2016, en su artículo 63, se prevé una coeficiente de actualización de los valores catastrales de 1,1, un incremento que afecta a unos 1.300 ayuntamientos entre ellos el de Granada".

Olivar ha apostillado que "si el Ayuntamiento hubiera actualizado los valores catastrales en su momento y si Ledesma hubiera hecho lo que decía el Plan de Ajuste ahora se estaría hablando de una bajada del IBI" pero ha llamado la atención, además sobre que en el expediente de la ordenanza del IBI, "no hay un solo estudio que justifique la decisión de mantener el diez por ciento de 2012, cuando hay muchos ayuntamiento españoles que ya han aprobado su eliminación ya que se trataba de una medida excepcional.

El socialista ha anunciado que el PP "va a tener que explicar muchas cosas en la Comisión" y se ha preguntado "si su socio de gobierno, Ciudadanos, va a ser cómplice de esta nueva subida, que acumulada a la que se lleva aplicando desde 2012 nos sitúa en un 20 por ciento de incremento".

Para concluir, el socialista ha auspiciado que "todo apunta a que el equipo de gobierno va a tener que dar muchas explicaciones a los ciudadanos, de lo que dependerá la posición del PSOE respecto a las ordenanzas fiscales de 2016".

Consulta aquí más noticias de Granada.