El Pleno del Parlamento de Cantabria ha instado al Gobierno regional a adoptar las medidas necesarias para requerir al Ayuntamiento de Santander una postura "responsable" en materia de liberalización de horarios comerciales en todo el municipio durante el verano, tras la declaración de la ciudad como Zona de Gran Afluencia Turística (ZGAT), adaptando la regulación vigente a "las necesidades e intereses reales de comerciantes, trabajadores y consumidores".

Además, el Ejecutivo PRC-PSOE tendrá que aportar al Consistorio los datos e informes turísticos existentes que sirvan para justificar la decisión municipal respecto a cuáles son las zonas de gran afluencia turística dentro del municipio, para que el Ayuntamiento proceda a una "más adecuada" delimitación de la ZGAT, que ahora se aplica a todo el municipio durante dos meses en verano (del 15 de julio al 15 de septiembre), y que para el próximo ejercicio el equipo de gobierno municipal ha propuesto que se reduzca mes y medio, hasta el 31 de agosto, para trasladar los quince días de septiembre al periodo navideño.

Además, el bipartito deberá continuar las negociaciones con todos los agentes implicados, de manera que sea posible "compatibilizar los intereses de los consumidores, los comerciantes y los trabajadores del sector", promoviendo en el marco de sus competencias acuerdos que permitan modificaciones en los convenios colectivos de los afectados.

Así consta en una enmienda de sustitución que el PRC ha presentado a un moción de Podemos, y que ha salido adelante en el Pleno del Parlamento de este lunes con los votos a favor de los diputados de ambas formaciones -12 del PRC y 3 de Podemos- y los 5 del PSOE; esto es, 20 apoyos, frente al rechazo de los 13 parlamentarios del PP y la abstención de los 2 representantes de Ciudadanos. Estos dos últimos partidos también habían presentado sendas enmiendas a la iniciativa de Podemos.

CONFLICTO

La enmienda de sustitución del PRC, que es la que finalmente ha salido adelante, ha sido defendida por la diputada Ana Obregón, que ha manifestado que el "conflicto" generado a raíz de la declaración de Santander como Zona de Gran Afluencia Turística y su aplicación lleva ya "demasiados meses sobre la mesa".

La parlamentaria regionalista ha puntualizado no obstante que la delimitación de la extensión de la ZGAT, tanto en el ámbito temporal como territorial, corresponde a los ayuntamientos, de ahí el texto alternativo presentado por su grupo, para que el Gobierno regional requiera al Consistorio de Santander que adopte una "postura responsable" en la liberalización de horarios comerciales.

En este punto, Obregón ha considerado que el Ayuntamiento de la capital debe "hacer pública su posición" pues, a su juicio, el alcalde, Iñigo de la Serna (PP), "no dice ni pío" sobre este asunto.

La propuesta regionalista ha contado con el respaldo del PSOE, socio del PRC en el Gobierno. Su portavoz, Víctor Casal, ha aludido al "problema" que la declaración de Santander como ZGAT genera al comercio minorista y a los trabajadores de las grandes superficies.

También ha censurado el "empeño" del alcalde de mantener dicha aplicación en todo el municipio, lo que hace persistir el "innecesario conflicto" mientras sólo se beneficia, ha dicho, a las grandes superficies, no a sus empleados, con los que "no se ha contado".

Además, el diputado del PSC-PSOE ha precisado que la afluencia de turistas se condensa en el centro urbano de Santander y la zona costera de la ciudad, no en toda la capital.

NEGOCIAR

Frente a estos apoyos, Ciudadanos se ha abstenido en la votación. Su portavoz José Ramón Carrancio ha explicado que la enmienda del PRC es "muy parecida" a la moción inicial de Podemos, aunque ha opinado que en la misma se pide al Gobierno regional que "interfiera" en el ámbito de la administración local y, a su entender, "ese no es el camino" a seguir.

En su lugar, el parlamentario del partido naranja cree que la solución pasa por "sentarse a negociar", en vez de que "alguien ordene a otro", lo que abocaría a "entrar en una pelea partidista".

En consecuencia, Carrancio —que aclaró que si no salía adelante la propuesta de Ciudadanos se iban a abstener, incluso en la propuesta del PP, que "se aproxima bastante" a la suya— ha pedido que se reúna la Mesa de Comercio, y no que se usen medidas de "presión" de una administración a otra.

El portavoz de Podemos, José Ramón Blanco, ha opinado que Ciudadanos no ha apoyado la enmienda del PRC para "no meter mano" al alcalde, después de que el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Santander haya propuesto modificar el reglamento del Pleno para que el partido naranja -y Ganemos Santander- tengan grupo municipal propio, al rebajar de tres a dos el número de concejales necesarios para su constitución.

El diputado del partido morado reclamaba en su moción que las grandes superficies solo abran los diez domingos al año que marca la ley a nivel estatal y que la Zona de Gran Afluencia Turística de Santander se reduzca al centro, que es "por donde circulan los turistas", y no por áreas como Raos, Cazoña o El Alisal, entre otras que ha citado.

A su juicio, el alcalde de Santander es "el único responsable" de "hacer saltar por los aires" el consenso que existía en Cantabria en torno al comercio con la aplicación de la declaración de la capital como Zona de Gran Afluencia Turística a todo el municipio y, también, de "romper el equilibrio" que había entre pequeños comercios y grandes superficies. También le he responsabilizado de la "chapuza" promovida por el Gobierno central, al aplicar la declaración en la ciudad "sin análisis", al estilo, ha dicho, "se hace así porque lo digo yo".

Blanco ha negado que por "abrir más" los comercios sean "más rentables", al tiempo que ha denunciado que se han "empeorado" las condiciones de vida de los trabajadores. Y también ha señalado que es "falso" que se creen más puestos de trabajo, ya que en verano los centros comerciales que han abierto estaban "vacíos".

Finalmente, Santiago Recio -diputado del PP, partido que quería instar al Gobierno a buscar, a través de la negociación, una postura común con los ayuntamientos declarados como ZGAT, las asociaciones de comerciantes y los sectores implicados- ha explicado que su partido se opone a la moción de Podemos porque contiene "varias incorrecciones", como que las aperturas que permite la ley no son de diez "fines de semana", sino de diez "domingos o festivos", o que la declaración en Santander se aplica desde el 15 de julio en lugar del "15 de junio".

Además, el portavoz 'popular' ha apuntado que la propuesta "vulnera" la autonomía municipal, toda vez que el Ayuntamiento de Santander tiene técnicos para elaborar informes, y no puede "saltarse a la torera" dicha autonomía municipal.

Finalmente, Recio ha destacado que el comercio acumula "16 meses" consecutivos de incremento de las ventas y el empleo, extremo que ha negado Podemos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.