El verano pasado ha sido "seco a muy seco" en gran parte de Galicia, Andalucía, Extremadura y regiones de la vertiente cantábrica, así como en el sur de Castilla-La Mancha, de Murcia y de Valencia, zonas donde las precipitaciones no alcanzaron el 75 por ciento del valor normal del trimestre.

Asimismo, el año hidrológico 2014-2015, que terminó el pasado 30 de septiembre, resultó finalmente "algo más seco de lo normal", ya que el valor medio acumulado de precipitaciones en el conjunto de España desde el 1 de octubre de 2014 fue de 591 litros por metro cuadrado, lo que supone un 9 por ciento menos que el valor medio normal, que son 646 litros por metro cuadrado para el periodo de referencia (1981-2010), según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De este modo, la portavoz de la Aemet, Ana Casals, ha explicado a Europa Press que de acuerdo con los datos definitivos, este déficit de unos 50 litros por metro cuadrado se generó sobre todo durante la primavera, que fue muy seca. De hecho, ha recordado que el mes de mayo fue el más seco de toda la serie histórica.

En cuanto a la distribución geográfica, ha advertido un "claro contraste" entre el norte y el este peninsular, donde el año ha resultado en general húmedo y las de la mitad suroeste donde ha sido más seco de lo normal.

De hecho, ha dicho que ha llovido más de lo normal en una zona del tercio norte peninsular que se extiende desde el oeste de Asturias hasta el sureste de Aragón y a la mayor parte de la Comunidad Valenciana, Murcia y Baleares, en algunas zonas del extremo oriental de Andalucía, en el sureste de Castilla La Mancha, en parte de Canarias y en pequeñas áreas del centro peninsular y de los extremos norte y sur de Cataluña.

Además, ha subrayado que la diferencia con el valor normal supera el 50 por ciento en una zona que abarca el noroeste de la provincia de Castellón y el sureste de Teruel y en otra zona del norte de la provincia de Zaragoza.

Por el contrario, en el resto de España las precipitaciones se sitúan por debajo de lo normal y ha llovido por debajo del 25 por ciento del valor normal en una franja alargada que se extiende por el oeste peninsular desde el norte de la provincia de Salamanca al sur de Badajoz, en una zona del centro de Andalucía, en algunas áreas del litoral catalán, en la isla de La Palma y en el sur de la isla de Gran Canaria.

Por meses, según la portavoz, en este año hidrológico los meses iniciales de octubre y noviembre fueron, en conjunto, "bastante húmedos", sobre todo noviembre y después el invierno resultó muy húmedo en el norte, pero fue en cambio bastante seco en el oeste y nordeste peninsulares y en Canarias.

Sin embargo, ha destacado que la primavera fue muy seca en general, de forma que tan sólo en áreas del tercio oriental las precipitaciones alcanzaron o superaron los valores medios.

Por su parte, en los meses de verano llovió más de lo normal en el cuadrante nordeste peninsular, en el resto de Castilla y León, en Baleares y Canarias, en gran parte de las comunidades de Madrid y Valencia, en el sureste de Castilla-La Mancha, norte de Murcia, este de la provincia de Almería y algunas pequeñas áreas de Extremadura y Andalucía occidental.

Por el contrario, el verano fue "seco a muy seco" en gran parte de Galicia, Andalucía, Extremadura y regiones de la vertiente cantábrica, así como en el sur de Castilla-La Mancha, de Murcia y de Valencia, zonas donde las precipitaciones no alcanzaron el 75% del valor normal del trimestre.

En concreto, no llovió ni el 50 por ciento de lo habitual en el sureste de Galicia, en gran parte de Andalucía y en la zona costera de Murcia y del sur de Valencia.

Finalmente, el último mes del año hidrológico, septiembre, fue normal en su conjunto aunque con una distribución desigual de las mismas, "como viene siendo habitual en estos últimos meses".

Por otro lado, sobre la humedad del suelo, Casals ha precisado que a fecha de 30 de septiembre los suelos están "muy secos" en el cuadrante suroeste, centro peninsular, sur de Castilla y León y centro de Aragón, mientras que tienen por el contrario niveles altos o intermedios de humedad en Galicia, en las regiones cantábricas, en la zona de Pirineos, en Baleares y en algunas áreas del norte del Sistema Ibérico, así como en el extremo norte de Castilla y León y en pequeñas zonas del sistema Central y del norte y centro de la Comunidad Valenciana y de Murcia.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.