La vocación emprendedora entre los jóvenes ha subido del 35 del año 2014 al 38 por ciento este año, según la 'XII Encuesta sobre Vocación Emprendedora en Andalucía', estudio que realiza la revista 'Andalucía Económica', junto con la escuela de negocios ESIC Business & Marketing School y que analiza el nivel de emprendimiento entre los universitarios andaluces, y donde se apunta este año que el porcentaje que quiere ser funcionario ha experimentado un decrecimiento "significativo" desde el nueve por ciento de 2014 al siete por ciento de este año.

En una nota, 'Andalucía Económica' ha precisado que asciende el número de universitarios que desearían trabajar por cuenta ajena, esto es, del 32 al 37 por ciento, y destaca también que el porcentaje de estudiantes que no tiene claro qué hacer baja desde el 24 en el 2014 al 18 por ciento.

'Andalucía Económica' ha presentado el pasado viernes su último número con dicha encuesta, que ha tenido lugar en la sede de la Fundación Cruzcampo de Sevilla, y que ha contado con la colaboración de Andalucía Emprende, Fundación Pública Andaluza a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, y con la intervención del consejero de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano, entre otros.

Ha precisado que este año "se aprecian diferencias importantes en los ratios de vocación emprendedora respecto al año anterior debido, fundamentalmente, al efecto que la longitud de la crisis está teniendo en las motivaciones y preocupaciones de los jóvenes universitarios, así como la percepción que del futuro tienen en función de la evolución de la situación actual y a las medidas que se están a nivel político".

Así, el grado de definición del proyecto del emprendedor se sitúa en el 45 por ciento este año, frente al 35 por ciento en 2014, lo que implica una mayor definición de los proyectos.

Asimismo, la situación laboral de las familias de los encuestados ha cambiado, apreciándose tanto en los padres como en las madres un aumento de los que trabajan por cuenta ajena y una cierta disminución de los niveles de paro.

Las motivaciones para ser empresario han cambiado respecto a años anteriores. Los deseos de independencia, desarrollo (tanto personal como de ideas) y autoempleo siguen siendo las motivaciones preferentes y con subidas, este año, al igual que el año pasado la variable 'necesidad' en las respuestas de los encuestados ha pasado del 30 (2014) al 14 por ciento (2015).

Para los emprendedores con proyecto definido (17,1 por ciento de la muestra), los sectores de la consultoría, servicios y nuevas tecnologías son los más atractivos.

El 60 por ciento de los encuestados cree que en otras comunidades autónomas la cultura emprendedora está más arraigada, siendo Cataluña, País Vasco y Madrid las más citadas. El 40 por ciento piensa que en Andalucía esa cultura es más alta. Este ratio ha bajado con respecto al año pasado.

UNIVERSIDAD

La mayor parte de los encuestados piensa que en la Universidad no se fomenta el espíritu emprendedor. También piensan que en la Universidad "no se recibe formación adecuada para poner en marcha un proyecto empresarial".

Los ratios han crecido en algunos puntos respecto al año pasado. Una gran mayoría de ello, el 80 por ciento considera que la universidad no forma adecuadamente en nuevas tecnologías.

Un 12 por ciento de los encuestados son incapaces de nombrar un empresario nacional al que admiren. Esta cifra ha bajado con respecto al año pasado. Aparece en el ranking Ana Patricia Botín. El 15 por ciento es incapaz de nombrar un empresario andaluz. Aunque siguen siendo ratios muy altos, se experimenta una mejora con respecto al año pasado.

El 60 por ciento de los encuestados opina que Bolonia servirá para mejorar el espíritu emprendedor y la formación para crear empresas en la universidad. Este ratio mejora la percepción de la reforma entre la muestra con respecto al año pasado.

Para la gran mayoría (98 por ciento), "es muy importante que los profesores tengan experiencia profesional real y, además, consideran que eso afectaría muy positivamente a su salida laboral y a su preparación".

Situación económica

Para el 65 por ciento de los encuestados la situación económica es mala o muy mala. Esto supone una bajada enorme con respecto al año pasado. Un 20 por ciento se mantiene expectante.

En la identificación de los responsables de la situación actual, la culpa a los políticos sube del 52 por ciento (2014) al 71 por ciento (2015). Los bancos experimentan un bajada del 30 por ciento (2014) al siete por ciento (2015). 'El sistema' como algo etéreo es a lo que el 20 por ciento de los encuestados le echa la culpa de la situación actual.

El 70 por ciento de los encuestados piensa que la crisis les afectará negativamente en su futuro laboral. Estos datos se mantienen con respecto al año pasado. Tiene una percepción algo mejor de su futuro.

Para el 98 por ciento de los encuestados, las variables 'sueldo seguro' y 'trabajo seguro' son las razones por las que una parte muy importante de los universitarios quiere ser funcionarios.

Este año se ha medido de nuevo el grado de conocimiento de la muestra de las marcas andaluzas. Del estudio realizado se desprende que el 6 por ciento de los encuestados no es capaz de nombrar una marca andaluza o contesta con otras marcas que no son de nuestra Comunidad. Un ratio muchísimo menor que el del año pasado. Cruzcampo, La Española y Tío Pepe son las tres marcas más nombradas.

De los datos obtenidos se infiere el siguiente ranking de las top ten marcas andaluzas para este colectivo, esto es, Cruzcampo, La Española, Tío Pepe, Alhambra, Estepa, Puleva, Lanjarón y otras empresas.

Este año se ha preguntado, de nuevo, con carácter general que mencionen a nivel mundial, algún emprendedor que admiren. Un 15 por ciento no ha podido responder y del resto de las respuestas, tan sólo un español, Amancio Ortega, aparece en el ranking. Aparece con fuerza en el ranking Carlos Slim.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.