UGT Palencia ha denunciado la "pasividad" de la Gerencia de Servicios Sociales ante una agresión a una trabajadora del CAMP Nuestra señora de la Calle de Palencia y ha exigido responsabilidades a la Junta, así como que revise los protocolos de actuación con el fin de prevenir cualquier tipo de incidente.

Según ha informado el sindicato en un comunicado recogido por Europa Press, el suceso tuvo lugar durante la mañana del pasado sábado cuando uno de los residentes mordió y empujó a una trabajadora que tuvo que ser atendida por el servicio de urgencia 112.

Así, la Federación de Servicios Públicos de UGT Palencia ha denuncia "la falta de medios", tanto técnicos como humanos para prevenir y minimizar las agresiones en este centro en el que se trabaja con personas "con grave discapacidad psíquica y física".

El sindicato ha acusado de "pasividad" a la Gerencia de Servicios Sociales, ya que, según el sindicato, "no se trata de un hecho aislado" porque se han denunciado "en reiteradas ocasiones" en el Comité de Seguridad y Salud Laboral sucesos como los ocurridos hace dos días.

En este sentido, UGT quiere reivindicar ante la Gerencia de Servicios Sociales el cumplimiento de las medidas de prevención en el centro, "la revisión de los protocolos de actuación que han demostrado quedarse obsoletos e ineficientes" ante situaciones de este tipo, la cobertura del 100 por ciento de la plantilla y en su caso el reforzamiento de la misma.

Por todo ello, el Comité de Empresa de Sanidad, Familia e Igualdad de Oportunidades del Centro ha convocado una concentración este martes a partir de las 11.00 a las puertas de la Gerencia de Servicios Sociales bajo el lema '¡Basta ya de agresiones en el CAMP! Por la seguridad de todos los trabajadores.

Reacciones de la gerencia

Por otra parte, desde la Gerencia de Servicios Sociales han informado de que se ha iniciado una información previa con el objetivo de conocer los hechos y poner en marcha las medidas oportunas para garantizar la adecuada atención a los residentes y la seguridad de los trabajadores.

Asimismo, han asegurado que este tipo de conductas se producen de forma puntual y excepcional y su tratamiento es parte de la atención especializada que los profesionales del centro realizan.

Además, han afirmado que existe un Protocolo de Intervención en Conductas Problemáticas y que cada uno de los residentes tiene un programa de Atención Individualizada que incluye todas las pautas necesarias para atender las necesidades y comportamientos de cada uno de ellos, y que revisados y actualizados periódicamente.

Consulta aquí más noticias de Palencia.