El Festival de Cine Europeo de Sevilla, que celebra su XII edición del 6 al 14 de noviembre, contará con un total de 216 producciones en sus diferentes secciones, con 12 películas españolas en las secciones Oficial, Nuevas Olas y Resistencias y una programación "más variada y con más países representados", con el objetivo de "impregnar aún más" a la ciudadanía de este evento cultural.

El director del festival, José Luis Cienfuegos, y el concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz, han protagonizado este lunes un desayuno informativo, para dar cuenta de la nueva edición del Festival de Cine Europeo de la ciudad hispalense, que contará con un total de 216 producciones ya sean largometrajes o cortometrajes, 17 de ellas en la sección oficial del concurso, una más que en 2014.

La programación del festival, según han avanzado, combina "estrenos mundiales" como los de Pozoamargo, Berserker, Amor Tóxico, La Extranjera, El nome de los árboles o la ya anunciada El tiempo de los monstruos, con estrenos nacionales como los de O futebol, —del brasileño afincado en Madrid Sergio Oksman—, Dead Slow Ahead o La Academia de las musas, de José Luis Guerín, Premio Nacional de Cinematografía y ganador de un Goya al Mejor Documental.

Berserker (Pablo Hernando), Pozoamargo (Enrique Rivero) y Dead Slow Ahead (Mauro Herce), por cierto, son los títulos españoles que competirán en la sección Nuevas Olas, toda vez que la sección de Resistencias, dedicada al nuevo cine español, proyectará filmes como El nome de los árboles, de Lluis Bande, ganador en 2014, o En La ciudad del trabajo, de Guillermo G. Peydró, incluyendo dos cortometrajes fuera de concurso: Eco y Agosto sin ti. El premio de la sección Resistencia será otorgado por un jurado compuesto por miembros de la Federación Internacional de la Prensa Cinematográfica. "Sevilla es el lugar de encuentro del nuevo cine español", ha proclamado Cienfuegos.

Más cine español

La sección Special Screening, además, estrena dos filmes españoles en los que participó Carlos Álvarez Novoa: El nudista, de Alejandro Philip Waudby, Premio Europeo Universidad de Sevilla de Cine, y La novia, una adaptación de la tragedia en verso y prosa de Bodas de sangre, de Federico García Lorca, dirigida por Paula Ortiz.

En colaboración con el Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus), el espacio 'Otras narrativas de resistencia. Acercamiento al nuevo cine español', facilitará que un intercambio entre directores y estudiantes universitarios, mediante encuentros y actividades entre ellos.

La nueva edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, según han avanzado, ofrecerá en su conjunto una programación lejos de "la presencia abrumadora de cine francés" de otras ocasiones, dado que cuenta con "más variedad de títulos y países" representados, incluyendo producciones como El Cuento de los Cuentos, que a su juicio bien podría encajar en el Festival de Cine Fantástico de Sitges.

Además, esta edición ofrecerá una selección de producciones del Cine de la República de Weimar, el cine expresionista alemán posterior a la I Guerra Mundial.

La proyección del festival

Cienfuegos, ha defendido que el festival afronta su XII edición "con credibilidad y reconocimiento", con más atención por parte de los programadores "nacionales e internacionales" y un buen número de estrenos. "Hay películas que llegan a Sevilla sin distribuidor y al poco, ya lo tienen", ha aseverado.

Antonio Muñoz, de su lado, ha defendido el "éxito" del festival de cine de Sevilla, pero ha considerado que "hay que impregnar aún más a la ciudadanía del festival" y que los sevillanos "se crean más" el evento para "asentarlo aún más, si cabe". Por eso, ha expuesto que a comienzos de 2016, el Ayuntamiento utilizará el teatro Alameda como escenario de una "programación alternativa" en la que los "amantes del cine" encuentren productos de diferentes "gustos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.