El concejal de Sostenibilidad Medioambiental del Ayuntamiento de Málaga, Raúl Jiménez, ha dado a conocer este lunes las líneas fundamentales del Plan Director y de Gestión del Arbolado de Málaga, cuyas conclusiones serán expuestas públicamente y compartidas con los colectivos ciudadanos y entidades de conservación medioambiental para incorporar las aportaciones que sean estimadas.

El Plan tiene como objetivo aumentar el valor del árbol plantado en viario en la ciudad y dotarlo de las condiciones adecuadas para su crecimiento, mejorando además la calidad de vida. Sus conclusiones servirán de referencia para todas las actuaciones que se desarrollen en la ciudad en los próximos años en esta materia, fijando los criterios por los que deberán regirse.

El especialista Gerard Passola, uno de los máximos expertos de esta materia a nivel internacional y redactor del Plan, ha explicado en rueda de prensa las bases en las que se estructura el documento, que, entre otras cuestiones, fija los protocolos técnicos que regirán cinco aspectos clave relacionados con el arbolado.

Estos puntos son el control y disminución del riesgo, la optimización de la metodología de poda y plantación, la sanidad vegetal y fitopatología, los trabajos de protección, y la protección frente a obras.

Según ha informado Jiménez, el Plan Director y de Gestión del Arbolado de Málaga sienta las bases sobre que guiará la política relacionada con el arbolado viario de la ciudad en los próximos 25 años.

Para ello, parte de un análisis general de la situación de los ejemplares existentes y fija unos objetivos concretos a desarrollar, así como las herramientas para lograrlo.

"Se trata de generar una idea nueva de lo que queremos para el arbolado de la ciudad en el futuro, de forma que su mantenimiento sea más sostenible y su presencia sea más beneficiosa, teniendo en cuenta la necesidad de minimizar las incidencias y el riesgo para los ciudadanos", ha explicado el concejal.

Junto a estos trabajos de planificación, el Plan Director del Arbolado de Málaga establece como un objetivo esencial reducir las incidencias del arbolado con los ciudadanos, así como la divulgación de sus contenidos a la ciudadanía, de forma general mediante diferentes herramientas de comunicación, y de forma específica, con exposición pública de las labores a realizar, el anuncio y señalización previo a las actuaciones.

Análisis del arbolado viario

El análisis del arbolado viario de Málaga ha estudiado 37.813 árboles en alcorques del acerado, distribuidos de la siguiente manera: 3.925 en el distrito Centro, 3.011 en el distrito Este, 2.773 en Ciudad Jardín, 1.657 en Bailén Miraflores y 2.118 en Palma Palmilla.

Además, ha analizado un total de 6.780 árboles en Cruz de Humilladero, 5.240 en Carretera de Cádiz, 2.659 en Churriana, 2.189 en Campanillas, 2.301 en Puerto de la Torre y 5.013 árboles en Teatinos, más 147 árboles históricos.

En total, en Málaga hay 153 especies diferentes en viarios, de las que las 10 mayoritarias son naranjos (19,8 por ciento), jacarandas (10,85 por ciento), Tipuanas (8,76 por ciento), Ficus (7,01 por ciento), Bachychiton (9,16 por ciento) en dos variedades, Platanus hispánica (4,21 por ciento), Washingtonias (4,34 por ciento), Melias (3,58 por ciento) y Cercis (2,99 por ciento).

Tras analizar la situación de estos árboles, los redactores del Plan han determinado que, de todas las unidades estudiadas, 22.720 están situadas en una ubicación que les proporciona espacio suficiente y libre, mientras que 8.619 unidades disponen de un espacio limitado —necesitan una poda de reestructuración de copa y adaptación al entorno—, y 3.495 unidades, disponen de espacio insuficiente —se propone una poda de alto mantenimiento—.

Consulta aquí más noticias de Málaga.