El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha señalado este lunes, en la primera jornada de difusión del Programa Operativo FEDER Cantabria 2014-2020, celebrada en la Universidad de Cantabria, que este programa que se encuadra "dentro de un cambio de patrón de crecimiento económico en la región" va a propiciar, entre otros asuntos, "la creación de 3.000 empleos" y "un aumento del 28% la cooperación de las empresas en I+D+i con la universidad y centros regionales de investigación", así como que "30.000 edificios se beneficien del certificado de rendimiento energético mejorado".

El consejero, en esta jornada se sensibilización sobre las intervenciones que realiza la Unión Europea en sus propios territorios y que se ha llevado a cabo en colaboración con el Colegio de Economistas de Cantabria, ha dicho que lo que se persigue con estas ayudas es "crear empleo mediante la mejora de la competitividad regional".

"En el periodo 2014-2020, los fondos del Programa Operativo se orientan de manera acorde con los nuevos tiempos", ha destacado Sota, para señalar que fortalecerán los procesos productivos de las pymes y estimularán la innovación en aquellas áreas de la región con ventajas competitivas de acuerdo con la estrategia regional para la especialización inteligente acordada. Y contribuirán, además, a fomentar un uso más sostenible de los recursos naturales.

"En Cantabria", ha dicho el titular de Economía, "nos hemos alineado con las cuatro áreas prioritarias identificadas por la Comisión Europea que cuentan con un elevado potencial de crecimiento: investigación e innovación, pymes, tecnologías de la información y de la comunicación, y economía de bajas emisiones de carbono".

Según ha desgranado a continuación, las nuevas políticas de cohesión introducen "numerosos elementos importantes" diseñados para aumentar la eficacia de la inversión. "La programación es hoy más estratégica y contiene una mayor concentración temática de la inversión en las áreas prioritarias clave de la UE para dejar claro cuál es la aportación de la política a los objetivos de la Estrategia Europa 2020", ha sentenciado Sota, para subrayar que la política de cohesión constituye en este momento la "principal estrategia de inversión para Europa".

Forma parte, según ha comentado, de lo que podría denominarse "un plan de negocio" que permite "desarrollar el potencial de las regiones y devolver a Europa su papel de fuerza económica líder en el escenario mundial".

"Sin la política de cohesión, los esfuerzos de desarrollo regional serían más autárquicos y se pasarían por alto las oportunidades globales y los beneficios de una Europa próspera y en crecimiento", ha concluido el consejero cántabro de Economía.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.