Un hombre ha sido condenado al pago de una multa de 120 euros y a indemnizar con cerca de 65.800 euros a otro que estaba ebrio y al que dio un manotazo para zafarse de él, a consecuencia del cual cayó al suelo y se dio un golpe en la cabeza, sufriendo distintas lesiones que provocaron su ingreso hospitalario y de las que tardó en curar más de 200 días.

Así consta en una sentencia de la Audiencia Provincial, que desestima el recurso interpuesto por el acusado contra el fallo del Juzgado de lo Penal número 1 de Santander, pero que estima parcialmente otro de la víctima en el sentido que modifica la indemnización, que se había fijado inicialmente en 25.800 euros.

De acuerdo con la sentencia de la Sección Primera de la AP, los hechos ocurrieron sobre las doce y media de la noche del 10 de noviembre de 2012, cuando el acusado estaba en un bar en Guarnizo, donde también se encontraba la víctima, que "se sobrepasó con la chica que le acompañaba".

El acusado le reprochó por esta actitud, y el agredido, que estaba bajo los efectos del alcohol, se marchó del local. En el exterior, se dirigió al procesado y le increpó, por lo que el acusado se zafó con las manos de él, dándole un golpe o un manotazo para "quitárselo de encima".

A consecuencia de esto, y debido al estado de embriaguez, la víctima se tambaleó y anduvo hacia atrás, hasta tropezar y caer al suelo. Sufrió golpes en la cabeza y tuvo que ser trasladado a un hospital.

En concreto, sufrió un traumatismo craneoencefálico y permaneció ingresado en la UCI y en neurocirugía. Tardó en curar 234, de los que 224 estuvo impedido para sus ocupaciones habituales.

Ante esto, el acusado fue condenado a una falta de maltrato de obra, en concurso con otra falta de imprudencia leve con resultado lesivo, por lo que deberá pagar una multa de 120 euros e indemnizar a la víctima con casi 65.800.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.