El Grupo Popular del Ayuntamiento de Sevilla presentará enmiendas al proyecto de ordenanzas fiscales de 2016, para solicitar que el IBI baje un diez por ciento para todas las familias merced a la expiración del alza decretada hace años por el Estado y que se mantenga la bonificación fiscal del 20% para las empresas instaladas en la Zona Franca siempre que no disminuyan su plantilla, que fue incluida en las ordenanzas de este año. Por otra parte, pedirá que el IAE no suba, entre otras cosas.

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, ha indicado que "las ordenanzas fiscales para 2016 son muy mejorables y ya estamos trabajando en la elaboración de enmiendas, puesto que en líneas generales condenan a todos los sevillanos a una innecesaria subida de impuestos, ponen en riesgo la creación de empleo y la reactivación económica al castigar con dureza al tejido empresarial y pretenden tener un falso calificativo de sociales, aunque en la práctica sólo se han reagrupado numerosos beneficios fiscales ya existentes bajo un nombre llamativo y añadir otros pocos que ofrecen serias dudas sobre su legalidad y viabilidad.

Además, "están cargadas de incoherencias, puesto que por ejemplo el PSOE pidió el año pasado que la bonificación fiscal en el IBI para las empresas instaladas en la Zona Franca se ampliara a los polígonos industriales y ahora no sólo no recogen su propia enmienda, sino que eliminan el beneficio fiscal para la Zona Franca".

Zoido ha añadido que "no podemos apoyar estas ordenanzas fiscales, empezando por un aspecto fundamental que es que Espadas va a subir el IBI a todas las familias un 10%, puesto que ya no está vigente el incremento del 10% del tipo impositivo al que obligaba el Estado", en referencia al alza de los valores catastrales promovida por el Gobierno municipal del PSOE precisamente cuando va a expirar la subida del diez por ciento del IBI decretada hace años por el Estado, con lo que una medida anula a la otra. "Esa bajada del 10% ha sido arrebatada a los sevillanos por Espadas al pedir la revisión de los valores catastrales", avisa.

Para el portavoz popular, "Espadas se justifica en que sólo grava a las grandes empresas, algo que es falso, porque las subidas del IBI no residencial y del IAE afecta a más de 4.000 empresas y en este último caso además ni siquiera se contempla el hecho de que una empresa puede facturar más de un millón de euros pero eso no significa que tenga beneficios".

Zoido ha añadido que "la sostenibilidad financiera y la necesidad de ingresar para equilibrar el presupuesto no puede ser una excusa para que sean los sevillanos los que paguen de su bolsillo el capricho del aumento del gasto para tener satisfechos a sus socios. Justificar la subida de impuestos porque ingresarán seis millones de euros menos del Estado es una tomadura de pelo cuando este año dejamos de ingresar 35 millones de euros por la bajada de impuestos o cuando la Junta debe a Sevilla 17 millones sólo por planes de empleo. En vez de ingresar más, que el señor Espadas se apriete el cinturón como hacen todos los sevillanos y recorte en gastos superfluos de su Gobierno".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.