Dolores Agenjo, la directora del instituto Pedraforca de l'Hospitalet, a su salida del TSJC.
Dolores Agenjo, la directora del instituto Pedraforca de l'Hospitalet, a su salida del TSJC. Ha acudido a declarar ante el juez por la consulta de 9-N. La docente se negó a ceder las llaves del centro educativo para el proceso participativo. EFE

La directora del instituto Pedraforca de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) ha asegurado este lunes que las vísperas del 9-N recibió varias llamadas del Departament d'Ensenyament en que la "presionaron" para que entregara las llaves de su centro de forma que acogiera las urnas de la consulta.

La directora, Dolores Agenjo, ha declarado como testigo ante el juez del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que investiga la causa del 9-N, al que ha dicho que, semanas antes de la consulta alternativa, asistió a una reunión con responsables de Educación en que se le dieron "instrucciones" para que entregara las llaves, lo que ella interpretó como un presión porque de negarse podría acarrear consecuencias negativas para su carrera profesional.

La testigo ha añadido que, a raíz de su negativa a entregar las llaves del instituto para que se instalaran las urnas, recibió correos electrónicos amenazantes, sin que se haya sentido apoyada por el Departament d'Ensenyament, aunque también ha precisado que no se las comunicó a la ningún responsable de la Generalitat.

Esta tarde de lunes declarará ante el TSJC un asesor del Departament de Governació de la Generalitat.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.