Tras años de fuertes caídas, el precio de la vivienda subió en lo que va de año un 4,99 por ciento, según los datos de ventas reales del Club Noteges, asociación empresarial líder del sector nacional formada por 122 empresas y con sede en Sevilla.

Pese a lo positivo del dato, la brecha existente entre lo que los propietarios piden por sus viviendas y el precio final de venta sigue siendo del 28 por ciento. En los últimos nueve meses, indica el Club Noteges, la diferencia entre el precio de salida de los 16.609 nuevo encargos de venta y las 2.450 viviendas que hemos vendido, se ha situado en el 28 por ciento, obteniendo un ahorro medio de 46.855 euros para todas esas familias que compraron con nosotros.

Hay zonas donde la brecha llega hasta el 46 por ciento, especialmente en las zonas costeras donde más se construyó en los últimos años del boom inmobiliario anterior.

El Club Noteges, que cuenta con una cartera de 36.674 viviendas por toda España y recibe 2.500 nuevos encargos cada mes, vendió en los últimos cuatro años un total de 17.084 viviendas por un valor superior a los 2.216 millones de euros.

Los últimos años de fuertes caídas en los precios fueron 2012 y 2013, con un -15,30 por ciento y un -14,37 por ciento respectivamente, indican. A esto se suma una leve caída del -2,33 por ciento de 2014 y un ligero incremento del 4,99 por ciento en lo que va de 2015.

La asociación inmobiliaria Club Noteges asegura que "lo realmente importante a la hora de analizar la situación del sector inmobiliario en nuestro país no son los datos de caídas, estancamientos o subidas de precio, "sino la brecha existente entre lo que los propietarios piden cuando ponen sus viviendas en venta y el precio final al que los profesionales del Club Noteges las terminan vendiendo".

Por comunidades, País Vasco es donde la brecha es menor, un 5 por ciento; Valencia y Baleares mantienen el diferencial más alto, con un 46 por ciento, seguidas de Cantabrica, con un 41 por ciento; Murcia, con un 39 por ciento o Galicia con un 36 por ciento.

Andalucía mantiene un diferencial del 31 por ciento con un precio medio de salida por vivienda de 157.737, 00 euros y un precio medio de venta de 108.919 euros. Castilla y León cuenta con una brecha del 33 por ciento, Canarias del 29 por ciento; Extremadura del 27 por ciento; Navarra del 22 por ciento.

Madrid del 22 por ciento con un precio de salida medio de 246.351 euros y un precio medio de venta de 190.060 euros. Cataluña cuanta con un diferencial del 27 por ciento; un precio medio de salida de 239.482 euros y uno medio de venta de 173.678 euros.

A la vista de éstos datos, "se resalta el valor añadido que percibe una familia que compra bien asesorada", afirma Jimeno, "porque son pocas las viviendas que merecen la pena, las que están en su justiprecio y, a menos que le dediquen muchas horas durante muchos días, el comprador se arriesga a comprar el 3ºB por 100.000 euros, ignorando que el 2ºA también estaba en venta y por tan solo sesenta y cinco mil".

"Los precios llevan ya estancados dos largos años y los datos afirman que hay dudas más que razonables para pensar que aún queda mucho para que dejen de estarlo", concluye el director general del Club Noteges, José Luis Jimeno.

Club Noteges agrupa un total de 524 agentes inmobiliarios en 122 empresas asociadas con 131 oficinas repartidas por toda España, y con presencia en Argentina, Colombia, México y Panamá. En 2014 facturó 20,78 millones de euros en honorarios profesionales por la venta de 3.645 inmuebles. Cuenta con un total de 36.674 inmuebles en su cartera y 91.931 compradores registrados por todo el país.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.