Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis personas que formaban parte de un grupo organizado dedicado al tráfico de hachís y marihuana en Mérida.

La investigación de la 'Operación Batallador' comenzó hace cinco meses cuando, agentes de la Comisaría de Mérida tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo dedicado a la venta de sustancias estupefacientes, residentes en Calamonte, Mérida y Almendralejo, todas ellas de origen marroquí.

Según explica la Policía Nacional en nota de prensa, este grupo presuntamente trasportaba la droga desde Marruecos, a través de "mulas", es decir, personas que ocultan la droga en el interior de sus cuerpos, o vehículos acondicionados para la ocultación de la sustancia, y posteriormente vendían a otros traficantes diversas cantidades tanto de hachís como marihuana.

Con esta información, los agentes policiales llevaron a cabo las gestiones tendentes a la comprobación de la veracidad de lo manifestado por diversos testigos protegidos, realizando numerosas vigilancias discretas e intervenciones telefónicas, entre otras.

Fue el pasado día 16 de octubre cuando los agentes, tras observar una transacción de droga, a través de la entrega a diversos miembros del grupo de una botella de aceite de vehículo en la que escondían un kilogramo de hachís, procedieron a la detención de seis personas, culminando así esta ardua investigación.

Igualmente se procedió al registro de tres domicilios en las localidades de Almendralejo y Mérida y la desarticulación así de este grupo criminal dedicado a la venta de hachís y marihuana.

El cómputo total, desde el comienzo de la operación, es de 12 detenidos, intervenidos 5.564 gramos de hachís y 1.795 gramos de marihuana.

La mayoría de los detenidos tenían antecedentes por hechos similares, y tras la instrucción de los pertinentes atestados, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.