Un tiroteo ocurrido durante el festival anual ZombiCon en Florida dejó un muerto y cuatro personas heridas, además de desatar el caos entre las decenas de participantes.

Los asistentes vestidos de zombis corrieron despavoridos por las calles en torno a las 23.45 horas del pasado sábado, sólo quince minutos antes de que terminase definitivamente el evento.

Las autoridades libraron los bares y acordonaron la zonaTras el tiroteo, las autoridades despejaron rápidamente los bares que estaban abarrotados de participantes y acordonaron la zona con cinta policial.

Otros agentes patrullaban la zona con fusiles en busca de un sospechoso.

El teniente de la policía de Fort Myers, Victor Medico, dijo que los cuatro heridos tenían lesiones no mortales. La quinta víctima murió en el lugar. Las autoridades identificaron como Expavious Tyrell Taylor, de 20 años, al joven que perdió la vida. Era miembro del equipo de futbol del colegio ASA en North Miami Beach.  Amigos  y familiares de Taylor no dudaron en expresar su dolor ante lo sucedido.

''Había muchos testigos aquí, había mucha gente tomando fotos y videos con sus teléfonos'' dijo el teniente. ''Cualquier cosa con la que puedan ayudar para esta investigación sería muy apreciada'', agregó.

Se esperaba que el festival anual atrajera a más de 20 mil asistentes vestidos como zombis. Medico informó que durante el tiroteo la gente estaba tan apretujada que se tocaban ''hombro con hombro''.

Un comunicado en la página de ZombiCon en Twitter y Facebook manifestó la tristeza y sorpresa de los organizadores asegurando que se tomaron muy enserio el acto y la seguridad de los participantes.

El ZombiCon es un evento muy popular en Florida y otras partes del mundo desde hace casi una década, pero algunos residentes locales y dueños de negocios no están tan contentos con la multitud de juerguistas que se reúnen por las calles de la ciudad disfrazados de cadáveres en degradación y cojeando. Un ejemplo de ello es que los dueños de un restaurante pusieron letreros en sus puertas en los que advirtieron que no permitirían la entrada de los participantes del ZombiCon al local. 

Algunos residentes y dueños de negocios no están de acuerdo con la organización del evento

''En cuarentena. No se permiten zombis'', mostraba uno de los carteles.

Varios miembros de un grupo religioso también protestaron por el evento este fin de semana.

El alcalde de la ciudad, Randall P. Henderson Jr. dijo que el tiroteo podría acelerar sus planes de instalar cámaras de seguridad en las calles de todo el centro. El tiroteo ZombiCon es el último de varios que se han producido en Florida. Según el apropio alcalde sucesos como estos son difíciles de prevenir porque a menudo son al azar y durante la noche. Sin embargo, él mismo dijo que las cámaras podrían hacer más rápida la captura de los criminales.

"Lamentablemente, nos estamos moviendo en esa dirección. Tenemos que ser mucho más vigilantes para mantener a los ciudadanos seguros", declaró.