La senadora del PP y alcaldesa de Corral de Almaguer (Toledo), Juliana Fernández Cueva, ha afirmado este lunes a las puertas del Tribunal Supremo, donde ha acudido a declarar como imputada en un delito de prevaricación administrativa relacionado con la retirada de multas de tráfico, que no ha hecho "nada" y quiere que todo se aclare porque lleva un año siendo "juzgada" por los medios de comunicación.

Fernández Cueva y el que fuera su teniente de alcalde Vicente González Ramírez han permanecido durante una hora ante el instructor de la causa, el magistrado José Manuel Maza, en relación con la tramitación que llevaron unas multas que habían sido impuestas a determinados vecinos del municipio por la Policía Local y después fueron retiradas.

A las puertas del tribunal la senadora ha recordado que ha "renunciado" a su condición de senadora al venir voluntariamente a declarar y defender su inocencia. "No he hecho nada, y como no he hecho nada, lo que quiero es que esto pase, porque he sido juzgada por los medios durante un año ya".

"tenéis información manipulada"

Al ser inquirida por la realidad de lo ocurrido, Fernández Cueva se ha limitado ha señalar que la información que se ha venido publicando sobre el caso está "muy manipulada desde el principio", si bien se ha negado a explicar lo realmente ocurrido en este caso, pese a la insistencia de los periodistas. "Cuando pase todo ésto me pondré a disposición vuestra", se ha limitado a señalar.

La Fiscalía se querelló contra la alcaldesa y el teniente de alcalde al considerar que maniobraron para favorecer a los sancionados "en clara contravención de lo legalmente establecido", al proponer el teniente de alcalde a su jefa la estimación de las alegaciones formuladas en un total de cuatro expedientes, lo que produjo la pérdida de efecto de las sanciones que se les habían impuesto en materia de seguridad vial.

Según la denuncia que interpuso en su día un particular, la regidora retiró varias multas que había puesto la Policía Local de Corral de Almaguer a determinadas personas de su entorno familiar, amigos o con las que tenía afinidad política. De este modo evitaba que estas personas perdieran puntos de carné.

El auto señala que del relato de hechos de la querella presentada por el Ministerio Fiscal se desprende que éstos "pueden ser susceptibles de ser subsumidos, al menos indiciariamente, en el delito de prevaricación administrativa del artículo 404 del Código Penal y en consecuencia procede la admisión a trámite de la misma".

Consulta aquí más noticias de Toledo.