La Asociación Columbares denuncia la falta de financiación para mantener el proyecto de Intervención comunitaria intercultural en el Barrio de Los Rosales, en la pedanía murciana de El Palmar, donde el 54 por ciento de los vecinos son de origen extranjero, mayoritariamente de nacionalidad marroquí.

Y es que explica su directora, Rosa Cano, "el Ministerio de Empleo y Seguridad Social nos ha comunicado que no es seguro la continuidad del proyecto en Los Rosales".

Concretamente "asegura que no sacará la ayuda a final de año, sino a principios, con lo que tenemos la incertidumbre de cómo mantenemos la actividad en los seis primeros meses del año", ha puntualizado.

Ese, ha enfatizado Cano, acompaña del director de Relaciones Institucionales de la Asociación, Pepe Leal, "es nuestro gran problema", que "no sabemos con seguridad la continuidad del proyecto de cara al año 2016".

Por ello "estamos intentando transmitir a los poderes públicos la necesidad de que este proyecto no se corte", mientras tienes previsto organizar unas jornadas para captar recursos.

"Estamos haciendo una batida entre Comunidad y Ayuntamiento a fin de captar fondos para mantener esos seis meses el proyecto porque si echamos la persiana cuando volvamos a los seis meses, allí no queda nada, hemos perdido el tiempo, los recursos y todo lo avanzado", ha añadido Leal.

"Hay muchas buenas palabras y voluntad", pero, lamentablemente, "hasta el día de hoy no hay ningún hecho concreto y el asunto está muy verde".

Barrio de exclusión social

Los Rosales es un barrio de exclusión social desde casi su construcción, donde el desempleo, la precariedad laboral, la economía sumergida, las drogas, la escasa formación de la población, las infraviviendas, los equipamientos urbanos deficientes o los problemas de salud tienen una mayor incidencia que en el resto del municipio, explican desde Columbares.

Este programa plantea un conjunto de actuaciones para mejorar de forma global la situación del barrio en materia de convivencia, educación, salud, formación, empleo, ocio y medio ambiente; "prestando especial atención a la población más vulnerable socialmente como las mujeres, los jóvenes y los niños".

Además, se proponen una serie de actuaciones destinadas a facilitar las relaciones entre las diferentes culturas e identidades que cohabitan en el barrio, "fomentando la colaboración y mejorando la convivencia y la calidad de vida". Por último se proponen medidas para mejorar la imagen del barrio tanto a sus propios residentes como al resto de los habitantes del municipio.

Entre las actividades se encuentran talleres grupales de autoestima, comunicacion, habilidades sociales, desarrollo de la motivación o empleo para el empoderamiento de mujeres inmigrantes.

Además de talleres de formación y mediación intercultural sobre salud materno-infantil, un aula de integración cultural: La diversidad en acción, talleres culturales y creativos para jóvenes, talleres sobre educación medio ambiental y mejora del medio ambiente urbano, teatro en la calle, cine de verano, un foro por la convivencia o una campaña de sensibilización.

DATOS 2014

Un total de mil personas participan en las actividades de dinamización comunitaria intercultural en 2014, asimismo 400 niños se beneficiaron de la mediación intercultural en centros educativos.

Además, 50 personas participaron en los talleres grupales para el empoderamiento de las mujeres inmigrantes, 65 jóvenes lo hicieron en las actividades deportivas y lúdicas para la inclusión y la convivencia.

A lo que se suma que 250 personas se beneficiaron de las actividades de educación ambiental en el barrio, 40 jóvenes participaron en talleres culturales y creativos, 60 mujeres lo hicieron en los talleres de salud materno-infantil y 80 jóvenes en los talleres y cursos de formación ocupacional.

Consulta aquí más noticias de Murcia.