Juan Bautista
Juan Bautista, de 80 años, ha sido desalojado de su vivienda en el centro de Sevilla por no pagar supuestamente el alquiler. PARTICIPA SEVILLA

Un juzgado de Sevilla ha consumado este lunes el desalojo de Juan Bautista, un anciano de 80 años cuyo desahucio había sido paralizado en dos ocasiones en el último mes.

El anciano asegura que el casero "se niega a cobrar" la renta y cuando lo hace "no daba recibos"El desalojo ha tenido lugar a primera hora de la mañana de este lunes en el número 3 de la calle Macasta, en pleno casco histórico de Sevilla.  Un despliegue policial ha cerrado la citada calle y un equipo de operarios habría sacado de la vivienda los muebles y pertenencias del anciano, para tapar a continuación la puerta y la ventana, según ha narrado la concejal de Participa Sevilla en el Ayuntamiento Cristina Honorato.

Al parecer, todas las viviendas de este edificio pertenecen a un mismo propietario privado, Ángel Abascal, que habría denunciado a Juan Bautista y a otros dos inquilinos por el supuesto impago de las rentas de alquiler.

Sin embargo, el afectado relata que el casero "se niega a cobrar" las mensualidades. Y cuando las ha cobrado, "no daba los recibos" a los inquilinos, porque todo "era de palabra".

Acogida municipal

Tanto Bautista como su compañero Valentín, con quien compartía la vivienda, están siendo realojados provisionalmente en el centro municipal de acogida de la calle Miguel de Mañara, tras ser movilizados la Unidad Municipal de Intervención en Emergencias Sociales (Umies) y los servicios sociales.

Cristina Honorato ha reclamado al Gobierno municipal socialista "soluciones" para el anciano desalojado, más allá del "mes y medio" que podrá habitar el centro municipal de acogida de la calle Miguel de Mañara. 

Juan Bautista, según Honorato, está "destrozado" y aunque ha aceptado "llevarse sus cosas a la residencia de la calle Miguel de Mañara", lo cierto es que "tenerle allí un mes y medio no es la solución".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.