La presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín, ha incidido en que acabar con la violencia machista es una cuestión de "educación" y de "decisión política".

Ha recalcado igualmente que "proteger, prevenir y fomentar la denuncia como escarnio para el agresor" son algunas de las cuestiones que a su juicio hay que abordar para que, "al fin un día", no haya que lamentar "más por algo" que, según ha dicho, "ya" parece "normal" y "es aberrante".

De este modo lo ha indicado durante su participación este pasado domingo en la Marcha Contra la Violencia de Género organizada por la Oficina de la Igualdad de la Mancomunidad de Tierras de Granadadilla, celebrada en la localidad cacereña de Ahigal, informa en nota de prensa la cámara autonómica.

"Asisto a esta marcha como mujer y como una firme defensora de la igualdad. La sangre de las mujeres asesinadas por sus parejas son una muestra de lo mucho que tenemos por delante para comenzar a creer que somos capaces de convivir en una sociedad equitativa", ha declarado la presidenta del Parlamento extremeño durante su participación en esta iniciativa.

Blanca Martín Delgado ha indicado también que está "convencida" de que detener la violencia machista tiene "mucho que ver" con la educación académica y con la decisiones políticas que las administraciones tomen para "llenar" de contenido las iniciativas "reales".

En la marcha de Ahigal han participado decenas de mujeres, hombres, niños y niñas, que han salido a la calle desafiando la lluvia en esta acción conjunta y reivindicativa.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.