Jaime Echegoyen, presidente de la Sareb
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen, en rueda de prensa. EFE/Ángel Díaz

La Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) vende 30 viviendas al día, cifra menor que hace un año. Pese a ello, el banco malo ha reducido sus 'números rojos' un 23%. Con estas cifras, el presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, comparece este lunes por primera vez en el Senado desde que accedió al cargo. Lo hace en la última semana con actividad parlamentaria de esta legislatura.

El presidente de Sareb compareció a petición del Gobierno el pasado 2 de julio en el Congreso, donde hizo balance de la actividad del organismo a lo largo de 2014. Esa ha sido la primera y única intervención parlamentaria de Echegoyen hasta la fecha desde que a finales de enero sustituyera al frente de la sociedad a Belén Romana, quien también había intervenido en la Cámara Baja una única vez para hacer balance de 2013.

El objetivo de la comparecencia es que Echegoyen informe sobre la política de contratación del 'banco malo', así como sobre sus relaciones con los fondos de inversión y el análisis de previsiones de cumplimiento de objetivos en el año 2015. En el primer semestre del año, la sociedad ha reducido sus 'números rojos' un 23%, hasta los 92 millones de euros, y ha registrado una cifra de negocio de 1.629 millones de euros, un 10% inferior a la de hace un año.

La Sareb ha reducido un 23% sus 'números rojos' en los seis primeros mesesDe cara al segundo semestre del año, Sareb augura una mejora del negocio, pero advierte de que la retasación de sus activos, derivada de la nueva circular contable aprobada por el Banco de España, podría acarrear nuevas provisiones, algo que afectaría a sus resultados y a su nivel de recursos propios. Hasta junio, el llamado 'banco malo' vendió un total de 5.345 inmuebles a clientes minoristas, lo que supone 30 unidades al día, un ritmo de venta algo inferior al que mantuvo en el mismo periodo del año anterior.

El pasado mes de julio, Echegoyen reconoció que sería difícil vender los 15.000 inmuebles en el canal minorista que se había marcado como objetivo para final de año y apuntó que la sociedad pretende defender el capital de sus accionistas y, por ello, no hace "ventas en pérdidas".

En los últimos días, la Sareb ha puesto en venta una cartera de 1.300 viviendas y 30 parcelas destinada a los fondos internacionales. Casi todos los activos se concentran en Madrid, Barcelona, Tarragona y Málaga. El denominado 'Proyecto Macarena' está dividido en tres tramos: deuda de calidad, deuda impagada y créditos morosos que tienen pisos y solares como colateral.