Golpe de Estado en Tailandia
Soldados tailandeses toman posiciones en Bangkok (Tailandia). EFE

Dos soldados murieron y otros cinco resultaron heridos este lunes al estallar una bomba al paso de un vehículo militar en una de las conflictivas provincias del sur de Tailandia, donde desde 2004 más de 6.500 personas han perdido la vida.

Las tropas realizaban tareas de vigilancia en una de las carreteras de la provincia de Pattani cuando detonó a su paso una bomba de fabricación casera, informó el canal Thai PBS. Un segundo artefacto explosivo estalló minutos más tarde tras la llegada de los servicios de emergencia.

Los siete militares heridos por las deflagraciones fueron trasladados al hospital provincial, donde más tarde se informó de la muerte de dos de ellos.

Las autoridades, que han iniciado una misión de búsqueda y captura de los terroristas, culpan del incidente a miembros de la insurgencia musulmana que actúa en la región.

Más de 6.500 personas han muerto en el sur de Tailandia desde que el movimiento separatista musulmán reanudó la luchar armada en 2004, después de una década aletargado.

Los atentados con armas ligeras, asesinatos y con explosivos se repiten casi a diario en las provincias sureñas de Pattani, Yala y Narathiwat, de mayoría musulmana y etnia malaya, a pesar del despliegue de unos 40.000 integrantes de las fuerzas de seguridad y la vigencia del estado de excepción.

Los insurgentes denuncian la discriminación que sufren por parte de la mayoría budista del país y exigen la creación de un Estado islámico que integre estas tres provincias, que configuraron el antiguo sultanato de Pattani, anexionado por Tailandia hace un siglo.