Jesús Calleja
El presentador y alpinista Jesús Calleja, en una imagen promocional. MEDIASET

Nada de alfombras rojas ni despachos: Jesús Calleja se lleva de viaje a David Bisbal, Álex González, Albert Rivera, Soraya Sáenz de Santamaría, Fernando Tejero, Andrés Velencoso, y Bustamante a enfrentarse a grandes desafíos en la nueva temporada de Planeta Calleja (Cuatro. Domingo, 21.30 h).

Paredes de hielo verticales en el Círculo Polar Ártico, mares plagados de tiburones, cuevas remotas en medio de peligrosas selvas, volcanes activos o zonas desoladas por un terremoto son algunos de los lugares que Calleja ha visitado con las personalidades que le han acompañado.

¿Es mayor la responsabilidad de llevarse a gente famosa a sitios complicados?
No, porque la vida de cada uno es suficientemente respetable como para no ponerle nombre y apellidos. En diez años de televisión nadie de mi equipo ha sufrido un accidente y llevo haciendo esto con gente toda la vida... gestiono bien el riesgo. Para mí tiene la misma importancia la vida de un anónimo que la vida de un famoso.

Usted sí ha tenido sustos en alguna grabación...
El riesgo tiene diferentes grados. Cuando estoy con una persona que se pone en mis manos el nivel de riesgo que asumimos es mucho menor que cuando tengo un reto personal y lo hago yo sólo. En esos casos llevo una cámara con la que me autograbo.

¿Cree que consigue que los políticos se muestren tal cual son?
Esa es la clave de este programa, que cuando pones a una persona en situaciones límite dejan de pensar de forma políticamente correcta y empiezan a pensar como humanos y nos cuentan unas verdades que nunca contarían en un plató, donde van con la lección aprendida y encorsetados. Aquí se muestran tal y como son. Los españoles tenemos todo el derecho del mundo tenemos derecho a saber cómo son nuestros posibles gobernantes. A mí me interesa la persona, quién es, si es afín a mis criterios, qué comparte conmigo, qué me gusta de él, como es su familia, su ocio... lo que hacemos es conocer el lado más humano de las personas. La cara verdadera de los políticos es difícil de obtener, pero poniéndoles en situaciones estresantes o de riesgo acaban mostrándose como son.

Yo soy un amante absoluto de las libertades y cualquier partido para que le vote debe cumplir este requisito Para que los políticos accedan a hacer cosas lo de que haya elecciones es un chollo, ¿no?
Más que eso creo que lo que hay es una nueva generación de políticos que tienen otra forma de hacer política y de demostrarlo. Hay una generación a la que le divierte hacer esto, que sabe que es una buena forma de comunicar y de llegar a más gente que con otro tipo de programas.

¿Ha cambiado su intención de voto a raíz de compartir tiempo con políticos?
No, porque yo siempre lo he tenido bastante claro. Yo soy un amante absoluto de las libertades y cualquier partido para que le vote debe cumplir este requisito, que no perdamos nunca libertades. Pero sin decirte quien, ha habido algún político que francamente me ha sorprendido más de lo que me imaginaba y sin ser del signo político al que suelo votar me ha creado preguntas que antes no me hacía.

¿Es más peligrosa la selva o la jungla política?
La jungla política está llena de tiburones... Yo me defiendo bien en la naturaleza, pero a nivel personal es enriquecedor conocer a los políticos. Yo acabo de salir de una reunión con cuarenta subsecretarios y aunque yo me puedo encontrar más cómodo a 7.000 metros de altura en la vida no hay que estancarse o pensar que sólo podemos hacer una cosa.

¿Qué viaje ha sido más complicado esta temporada?
Escalar con Bustamante una cascada de hielo, que para nosotros ya de por sí es complicado, en invierno y con una persona que tiene vértigo y odia el frío, en pleno círculo ártico... ha sido complicado de hacer. Pero ha pasado lo mismo con cada programa, pasando hambre con Álex González, en la caldera de un volcán con Fernando Tejero...

Ha sido especialmente emotivo volver con Bisbal a Nepal, tras el terremoto...
Bisbal nos acompañó porque a él le impactó muchísimo y me dijo que si íbamos allí a ayudar a aquella gente cancelaba lo que fuera y venía conmigo. Y lo hizo, canceló conciertos y eso es duro económicamente. Fuimos a una zona donde la primer ayuda que llegó fue la nuestra y hemos llevado herramientas y materiales y comida para un año. Bisbal ha llevado alegría a un lugar que estaba tremendamente deprimido.

¿Y Albert Rivera cómo se ha portado?
Con Albert Rivera nos pasaron cosas jorobadas y pensé que se iba a ir. Que él y su equipo iban a decir que estamos locos y se iban a marchar, pero no, decidió seguir para adelante con buena cara y buena actitud.

¿Con quién se iría de aventura y a dónde?
Con Obama y con el Papa, a ver la realidad del mundo, donde hace falta ayuda. Ambos están alejados de la realidad. Ambos deberían dejar los típicos viajes que hacen e ir a sitios como África.

¿Cómo ha visto a Soraya Sáenz de Santamaría?
Estoy rodando con ella ahora mismo y estamos descubriendo cosas que jamás han salido en ningún artículo, porque hacemos un programa en el que estamos pegados a ellos 24 horas, viviendo su mundo. Su agenda le impide salir fuera de España, así que haremos aquí la parte del reto.

Aún hay lugares inaccesibles en el mundo, ¿mejor que sigan así?
El planeta es inmenso y hay para escoger. Aún hay sitos para los que se necesitan conocimientos y sacrificios para llegar y me gusta que sea así. Mantienen la magia de permanecer ocultos y misteriosos. Cuando nosotros vamos a esos sitios no dejamos rastro de que hemos estado allí y por desgracia eso es imposible cuando algo se masifica, los lugares se degeneran.

¿Cómo se lleva llegar a casa después de pasar penalidades?
Me gusta porque veo a mi familia, a mis amigos y estoy genial en mi casa, pero el mismo día que llego por la mañana por la tarde ya me escapo a la montaña a entrenar. A mí un terremoto en casa no me pilla (risas).

Sus pupilos en una frase...

Bustamante: Vital, muy divertido y buen amigo.

Velencoso: Un guapo que sabe adaptarse a cualquier situación.

Bisbal: Entrañable, divertido y leal.

Albert Rivera: Un tipo muy listo, que sabe bien lo que quiere y difícil de frenar.

Alex González: Entrañable, noble y casi un hermano.

Soraya Sáenz de Santamaría: Sorprende su cercanía.

Fernando Tejero: Una persona que siempre está sufriendo porque es muy humano.