El misterio del vestido bicolor revolucionó las redes sociales hace unos meses cuando, miles de internautas se peleaban asegurando que era blanco y oro (para unos) y negro y azul (para otros). 

Ahora, según publica The Telegraph, los científicos creen haber descubierto el motivo por el cual los internautas percibían el mismo vestido de dos colores ddiferentes. Una explicación que podría explicarse no como una ilusión óptica sino por el trabajo extra realizado por el cerebro de quienes analizaron la prenda.

Un grupo de científicos alemanes han sido los responsables de someter a un grupo de voluntarios a varias pruebas, un escáner y una resonancia magnética, mientras observaban el vestido. En ese momento, han detectado cambios muy sutiles en algunas áreas cerebrales de los participantes.

Estos resultados amplían nuestro conocimiento de procesamiento de ilusión del cerebro

La gente que vio el vestido como blanco y el oro tuvieron actividad extra en las áreas frontales y parietales del cerebro, que es particularmente importante en la percepción visual , el razonamiento mental y la atención selectiva .

Sus cerebros, en otras palabras, estaban trabajando muy duro para dar sentido a la imagen, que les llevó a dar un paso mental extra y creer que el color azul era en realidad una sombra en un vestido blanco.

"Estos resultados amplían nuestro conocimiento de procesamiento de ilusión en el cerebro", explicó el profesor Tobias Schmidt-Wilcke, de la universidad Clínica Bergmannsheil de Bochum, Alemania.

Los científicos han llegado a la conclusión de que la imagen mostraba el vestido en la sombra, pero que en realidad hay una fuente de luz blanca brillante detrás . Así que el panorama es confuso cerebro sobre cuánto corrección que necesita para hacer de la cantidad de luz y sombra presentes.

Por eso, las personas que lo vieron blanco y oro habían percibido el vestido como si oculta por la sombra , y por tanto blanco. Los que lo vieron negro es porque su cerebro no fue capaz de hacer ese salto extra, y solo apreció lo que estaba justo en frente de ellos .

Aclarado que el misterio del vestido de dos colores reside en una actividad extra del cerebro, lo cierto es que la polémica fue de tal magnitud que permitió usar la prenda en una campaña posterior contra los malos tratos.