Un marroquí residente en Alemania ha sido detenido en Melilla cuando pretendía embarcar en el ferry de Almería con 92 kilogramos de hachís ocultas en el interior de "dos bombonas de gas", de las tres que utiliza el vehículo que conducía, como propulsión al ser éste su sistema de alimentación, las cuales se encuentran adosadas en los bajos del mismo.

Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Comandancia de Melilla, la detención se ha materializado durante el preembarque del buque que partía hacia Almería, cuando los agentes registraban turismo marca Fiat, modelo Multipla Bipower.

El portavoz ha detallado que la droga iba envasada y distribuida para su comercialización en "bellotas", ocultas en el interior de "dos bombonas de gas", de las tres que utiliza el coche que conducía el ahora detenido. Se trata de un vehículo de propulsión y cuyo su sistema de alimentación son tres bombonas de gas situadas en los bajos del automóvil.

Tras el pesaje de toda la droga hallada en el interior de las dos bombonas de gasto, éste ha arrojado una cantidad superior a los 92 kilogramos de droga del tipo "hachís".

La persona detenida en un varón, de 38 años de edad, natural de Marruecos y con residencia legal en Alemania, que ha sido puesto a disposición judicial acusado de la presunta comisión de un delito contra la salud pública.

Consulta aquí más noticias de Melilla.