El portavoz parlamentario del PSdeG, José Luis Méndez Romeu, ha considerado este miércoles que es "irrelevante" que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "se quede o se marche", toda vez que Galicia "necesita otra política" y ya está "demostrado" que con él "no fue ni será posible". "Terminó su tiempo, es momento de cambiar", ha sentenciado.

Sin abandonar las críticas a la "ambigüedad" de Feijóo sobre su futuro político, en su primera intervención ante el pleno de la Cámara en el debate sobre política general, Méndez ha señalado que distintos cargos del PP llevan "un año" pidiendo a Feijóo que se presente de nuevo a los comicios gallegos y que él "huye del compromiso", a su juicio, porque sabe "las enormes hipotecas" que deja.

En este sentido, ha subrayado que el Ejecutivo autonómico está "agotado" y así lo evidencia la crisis de gobierno en la que se "cambió la mitad" de la Xunta. A ese respecto, ha opinado que la "rectificación" llega cuando ya la "credibilidad" del Ejecutivo está "perdida" tras "demasiadas promesas incumplidas de creación de empleo y de recuperación" pese a tener mayoría absoluta en casi todas las instituciones.

Tras poner el foco en el "ataque a la igualdad" que refleja la nueva composición de la Xunta, con cuatro conselleiras en un equipo de 11 personas, el diputado socialista ha sostenido que también el PP es responsable de la aumentada brecha entre "una minoría beneficiada y una mayoría perjudicada". "Empobrecieron a las clases medidas por primera vez en la historia moderna", ha reprobado.

Con la vista puesta directamente en el presidente gallego, Méndez le ha culpado —a él y a su partido— de "una situación laboral lamentable" y de un "retroceso en la calidad de vida enorme" fruto de una situación económica que "sigue siendo incierta" y que el PP ha utilizado para restringir las prestaciones del estado del bienestar.

"el presidente del paro"

Asimismo, se ha referido a Feijóo como "el presidente del paro", toda vez que el cuarto de millón de parados que tiene actualmente la comunidad se forma con 90.000 personas más de las que había en el año 2009.

"Porcentualmente, en estos años el paro aumentó el doble que en España", ha remarcado, al tiempo que ha advertido que hay hoy "menos población activa, menos población ocupada y menos cotizantes a la Seguridad Social". En el mismo sentido, ha indicado que se ha perdido "la cuarta parte" tanto del empleo industrial como del agrario y que en 90.000 hogares "sólo viven parados".

"No son datos, tienen rostro", ha recordado el socialista coruñés a Feijóo, sin dejar de apuntar datos sobre que "seis de cada diez" personas sin trabajo "no cobran desempleo" mientras la renta de inclusión "sólo llega a una minoría tras seis meses de espera" media.

En este escenario, y con el "agravamiento" de la precariedad que trajo consigo la reforma laboral, ha preguntado directamente al presidente "a cuántos años fía la recuperación económica" después de recriminarle que no hablase de que la mitad de los asalariados gallegos "tienen un salario menor de 1.000 euros".

"INSENSIBILIDAD"

En paralelo, ha llamado la atención sobre la "insensibilidad" del Gobierno gallego, por ejemplo, con los pensionistas retornados y con los dependientes, puess "sólo este año, mil personas con el derecho reconocido murieron antes de recibir las prestaciones".

Además, ha criticado el "desparpajo" de Feijóo por "presumir" de servicios sociales cuando tiene, por ejemplo, la "peor" ratio de plazas residenciales para discapacitados y mayores del Estado y se está "favoreciendo la privatización".

En cuanto a su anuncio de 100 euros al mes para recién nacidos a partir de enero del año próximo, ha cuestionado que pueda frenar su "sangría demográfica" con un "pequeño cheque bebé" pese a que "vilipendió" al presidente Zapatero por una medida similar.

"abanderado de la desigualdad"

Ante sus promesas de bajada de impuestos, se ha interesado por conocer si guarda relación con que la Xunta "no necesita ingresos" o con la cercanía de las elecciones, y también "cuántos médicos dejará de contratar o cuántas plazas en centros de día dejará de atender" con esta modificación fiscal.

Y, desde el convencimiento de que el rasgo que "mejor define" al PP es "la desigualdad", ha censurado que se dé beneficios fiscales a quienes tributan por renta pero no se tenga en cuenta las tasas, los copagos de medicamentos, las subidas en las facturas de luz, agua, gas y basura y el incremento del IVA.

De igual forma, el portavoz de los socialistas en el Pazo do Hórreo ha recordado que Galicia tiene los carburantes "más caros de España" y a eso ha sumado que la Autopista del Atlántico es también "de las más caras" del país.

Esa apuesta por la "desigualdad", según ha sostenido, también ha llevado al Gobierno gallego a seguir la senda de la "privatización" también en la sanidad y de romper con el sistema existente, "modélico y totalmente sostenible financieramente".

"no queremos esa sociedad"

Tras plantear que el PP gobierna en Galicia para "una minoría privilegiada", ha rechazado "esa sociedad" que pretende construir y ha defendido "una política con prioridades distintas" y que "no deje a nadie atrás".

Al hilo de ello, ha pedido "no desperdiciar", como país, la oportunidad que ofrece la Comisión Europea denro del plan de estímulo económico que está preparando y por el que a Galicia le tocarían 1.500 millones de euros.

"Diseñemos, con el concurso de los agentes sociales y los expertos, un plan global que defina prioridades y objetivos", ha tendido la mano al presidente.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.