Los Presupuestos Generales de la Comunidad ascienden a 9.843,7 millones de euros, un 0,78 por ciento menos que en 2015, aunque se amplían los recursos a disposición de las consejerías hasta alcanzar los 7.628 millones, de los que el 80 por ciento se destina a gasto social, según ha anunciado este miércoles el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera.

En la tradicional comparecencia ante los medios de comunicación para dar a conocer el proyecto de Presupuestos, Herrera ha asegurado que 2016 será el año en el que se consolidará el ciclo de recuperación económica, aunque la creación de empleo seguirá siendo "limitada".

Tras esta explicación, el presidente de la Junta ha detallado que el descenso de las cuentas son consecuencia a la obligación de la Junta de "limitar" el endeudamiento tras la decisión del Gobierno central de computar como deuda los préstamos sufragados por el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Asimismo, el proyecto de presupuestos prevé un descenso de la tasa de paro de un punto hasta el 17,8 por ciento y una tasa de empleo del dos por ciento, con lo que se prevé la creación de unos 17.764 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, a pesar de que, como ha reconocido Herrera, la creación de empleo está siendo "insoportablemente lenta" a pesar de la recuperación económica.

El presidente de la Junta ha insistido en que el Presupuesto se ha elaborado con "mucha serenidad" y que se trata de unas "buenas" cuentas que piensan en las "verdaderas necesidades". "Son realistas, creíbles y probables, consolidan el crecimiento y crean empleo, son coherentes con las políticas de la Junta", ha aseverado el presidente, quien ha insistido en que la inversión es "claramente social", ya que la mayor parte de los recursos se destinan a cubrir las necesidades básicas vinculadas a la sanidad, educación y servicios sociales.

De este modo, el presidente de la Junta ha detallado que el Presupuesto contempla un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para Castilla y León del 2,7 por ciento, por debajo de la media de España situado en el tres por ciento y ha insistido en que el proyecto contempla el cumplimiento del "exigente" objetivo de déficit marcado para el próximo año en el 0,3 por ciento.

En la presentación de este Proyecto de Ley el presidente ha destacado la elaboración del techo de gasto no financiero. En este sentido ha aclarado que el límite de gasto se sitúa en 8.909 millones de euros, 23,6 millones de euros más de lo aprobado inicialmente debido al incremento de las transferencias del Estado y el "alza" de los ingresos propios.

De este modo, del total del gasto no financiero —8.909,9 millones— 330,2 millones de euros se destinarán al pago de la deuda, a los que hay que añadir 923 millones de euros de la PAC, 933 de operaciones no financieras y 27,9 millones de euros que reciben las Cortes, mientras que el grueso de 7.627 millones de euros se destina a las consejerías, 161,9 millones de euros más que en 2015, una cantidad de 2,17 por ciento superior a la de 2015, la segunda subida en dos años.

El presidente de la Junta ha detallado además que el Ejecutivo ahorrará 75,4 millones de euros en el pago de intereses, de los que 36 proceden del acceso al Fondo de Facilidad Financiera, 10 millones de euros a la refinanciación de la deuda del pago a proveedores y 18 a la mejora de los intereses de préstamos propios.

"Son 75,4 millones de euros que podemos dedicar a otras políticas de gasto tras años de sacrificio, para mejorar el gasto social y elevar las cotas de bienestar", ha aseverado el presidente.

Bienestar ciudadano

El presidente de la Junta ha insistido en que se trata de un presupuesto comprometido con el "bienestar de los ciudadanos", así las consejerías dispondrán de créditos por importe de 7.627,97 millones de euros para financiar sus actuaciones no financieras. Sanidad contará con 3.299,20 millones de euros, Educación con 1.901,77 millones y Familia e Igualdad de Oportunidades con 872 millones de euros.

Ante estas cifras, como ha destacado Herrera, las tres consejerías sociales gestionarán el 80 por ciento del gasto no financiero de las consejerías y el 87 por ciento de los recursos autónomos no financieros. "Aumentan sus créditos el 2,23 por ciento frente al 1,94 por ciento del resto de las consejerías", ha destacado.

El empleo y la reactivación económica serán dos de los objetivos principales del presupuesto del próximo año. Así las medidas de apoyo a empresas alcanzarán los 176,22 millones de euros, mientras que se mantiene la política de avales a las empresas con 1.150 millones de euros y las de empleo tendrán un montante total de 273,6 millones de euros. A estas cuantías hay que sumar los 500 millones de euros del BEI que se pondrán a disposición de los empresarios a través de las entidades financieras y que la Junta ha denominado "lanzadera financiera".

Recursos presupuestarios

Herrera ha detallado los recursos con los que se dota al Presupuesto de 2016, así ha señalado en primer lugar las entregas a cuenta procedentes del modelo de financiación autonómica que suponen 5.911 millones de euros, un 7,16 por ciento más que en 2015.

Sin embargo, como ha destacado el presidente, esta cifra es "insuficiente" para financiar los servicios básicos de la Comunidad como son la Educación, la Sanidad y los Servicios Sociales, más de 6.073 millones de euros. En este sentido, ha reiterado la necesidad de que se revise el actual modelo de financiación, ya que actualmente estos fondos no garantizan el presupuesto de las tres consejerías relativas a los servicios básicos.

Las cuentas se nutren asimismo de 770,1 millones de euros derivados de los tributos propios, cuya recaudación espera un incremento del 2,37 por ciento, y de 2.050 millones de transferencias y otros ingresos, que cae un 2,16 por ciento.

Los ingresos se complementan con el endeudamiento, al que, como ha destacado Herrera, "sigue siendo necesario recurrir ante la imposibilidad de cubrir todas las necesidades con las fuentes de financiación ordinarias. Aun así las operaciones financieras caen el 28,56 por ciento con respecto a 2015 hasta los 1.111,5 millones de euros, como ha insistido Herrera, como consecuencia de la renuncia de incluir las ayudas reembolsables al sector empresarial con fondo BEI.

En coherencia con el objetivo de déficit del 0,3 por ciento la deuda nueva se limita a 225,5 millones, el 55,35 por ciento menos que este ejercicio, y la reposición se sitúa en 817,3 millones de euros, el 8,04 por ciento más.

Por último, en cuanto a los gastos el grueso obedece al total de operaciones corrientes que tiene un peso del 79 por ciento del total con 7.776 millones de euros. De esta cuantía, 3.575 corresponden a gasto de personal; 2.549 a transferencias corrientes; 1.321 a gastos corrientes en bienes y servicios y 330 millones a gastos no financieros.

Del mismo modo crecerán un 4,72 por ciento las inversiones reales hasta los 465 millones de euros y 668 millones corresponden a las transferencias de capital, con lo que el total de operaciones de capital alcanzan el montante total de 1.133 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.