Los precios en La Rioja han descendido "por tercer mes consecutivo, en la misma línea bajista que el índice nacional, hasta colocarse en un IPC interanual negativo de 1,2 puntos porcentuales

-provocado, sobre todo, por el descenso de Ocio y Cultura y Vivienda-".

De hecho, según indican desde UGT, "salvo junio de este año, el IPC interanual riojano se mantenido en negativo durante todo el año". Una situación "que tampoco indica ninguna recuperación, sino más bien la muestra de la prudencia de las familias riojanas a la hora de tomar decisiones sobre el consumo".

En este sentido, "el lastre de la economía riojana sigue siendo el elevado nivel de desempleo y las debilidades del sistema productivo". Una situación "que sólo puede contrarrestarse emprendiendo cambios estructurales de las políticas para dirigirlas, de una vez por todas, a la creación de empleo y a la asistencia de las personas".

En definitiva, "aumentar el empleo de calidad mediante inversión y políticas de fortalecimiento industrial, servicios de alta calidad y recuperación a través de la mejora de los salarios".

Por otro lado, "el crecimiento de los salarios no sólo sería positivo para la reactivación del consumo, sino que también supondría hacer justicia con los años de moderación e incluso congelación salarial que han tenido que soportar los trabajadores riojanos".

"Si la confianza empresarial aumenta, según indica el INE, y es cierta la moderada recuperación de la economía riojana es momento, por lo tanto, de empezar a devolver a los trabajadores las cuantías detraídas durante toda la crisis económica", indican.

"La mejora salarial es la mejor manera de avanzar en la recuperación, pero no una recuperación a cualquier precio, sino una sostenible, duradera y justa", finalizan.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.