El exalcalde de Almadén de la Plata (Sevilla) José Luis Vidal (PP) ha denunciado este miércoles una presunta agresión a manos de Manuel González González, conocido como el 'loco del chándal', excarcelado merced a la derogación de la doctrina 'Parot' por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y quien desde finales de 2013 reside de nuevo en su municipio natal, que no es otro que esta localidad de la Sierra Norte. La Guardia Civil, de su lado, constata un "cruce de denuncias" entre ambos.

Manuel González González, nacido en Almadén de la Plata, habría emigrado a Cataluña con sólo cinco años de edad y de la mano de sus padres. En 1997 fue condenado a 169 años de cárcel por agresiones con arma blanca a un total de 16 mujeres a las que también habría practicado tocamientos en sus genitales, resultando la muerte de una de ellas. La derogación de la doctrina Parot, no obstante, desencadenó su excarcelación y posterior regreso a Almadén de la Plata, el municipio que le vio nacer.

"Tiene familia aquí y tienen una casa. Es lógico que él quiera regresar", manifestaba por aquel entonces José Luis Vidal como alcalde del municipio. Su regreso a la localidad, recordémoslo, estuvo precedido de una concentración ciudadana en repulsa a tal extremo e incluso la convocatoria de la junta local de seguridad, pues el Ayuntamiento solicitaba la reapertura de la casa cuartel de la Guardia Civil y financiación para crear un cuerpo de Policía Local.

Pasados ya cerca de dos años desde aquellos momentos, José Luis Vidal, ya exalcalde del municipio, ha denunciado que Manuel González González, junto con "su hermano y su madre", le habría agredido, siempre presuntamente, en el entorno de la estación de servicio de Almadén. Según ha relatado a Europa Press, conducía su vehículo para trazar un giro indirecto necesario para acceder a la gasolinera, cuando Manuel González González y sus familiares, quienes circulaban en un vehículo por la carretera en la que está enclavada la estación de servicio, "han parado el vehículo y han venido a matarme".

"ojo por ojo"

"Me han cogido ojo por ojo", ha dicho recordando su papel en las protestas vecinales contrarias al regreso de Manuel González González al municipio. Así, ha narrado que el aludido y sus familiares le han "pegado, tirado al suelo y dado patadas", ante diferentes testigos que estaban en la estación de servicio. "Sólo una mujer ha venido a separarles. Los demás se quedaron quietos porque le tienen miedo. Tiene amedrentado al municipio", ha dicho el exalcalde.

"Le he parado unos 200 puñetazos", ha manifestado el exalcalde, quien denuncia este "ataque a la luz del día" que sucedería, siempre supuestamente, a otro hecho similar ocurrido "en septiembre". "Me ha dicho que me va a matar y yo no voy a permitir que me mate", ha dicho explicando que ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil y que reclama la intervención del delegado del Gobierno central en Andalucía, Antonio Sanz.

La Guardia Civil, por su parte, ha informado a Europa Press de que el exalcalde y el Manuel González González han protagonizado un incidente con "lesiones mínimas", fruto del cual ha mediado un "cruce de denuncias" entre ambos y sendas denuncias han sido remitidas "al juzgado correspondiente", encuadrando el asunto en "una cuestión vecinal".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.