La consejera de Educación, Política Lingüística y Cultura, Cristina Uriarte, y el viceconsejero de Política Lingüística, Patxi Baztarrika, han firmado esta mañana en Bilbao un convenio de colaboración en materia de derechos lingüísticos con nueve entidades financieras que operan en Euskadi, por el cual se comprometen a "velar por garantizar los derechos lingüísticos de los clientes".

Las entidades financieras que han firmado el convenio de colaboración, en un acto celebrado en el Archivo Histórico de Euskadi, en Bilbao, han sido BBVA, Laboral Kutxa, Banco Santander, Kutxabank, Bankoa Crédit Agricole, Caixabank, Caja Rural de Navarra, Banco Popular y Banco Sabadell Guipuzcoano.

Los responsables del Gobierno vasco han recordado que, según el Estatuto de Autonomía de Gernika, el euskera y el castellano son "lenguas oficiales en Euskadi y todos sus ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a conocer y utilizar ambas lenguas oficiales".

Además, han señalado, el propio Estatuto y la Ley del Euskera "asignaron una obligación concreta a los poderes públicos vascos: adoptar las medidas pertinentes para garantizar realmente el uso del euskera en todos los ámbitos de la vida social".

"Todos somos clientes de una entidad financiera. Y todos somos sujetos de determinados derechos lingüísticos, también en el ámbito del consumo. El primero de dichos derechos lingüísticos es el de utilizar la lengua oficial que deseemos, tanto el euskera como el castellano, al adquirir algún bien, al abrir una cuenta, al solicitar un crédito. Así lo reconoce la normativa vigente. Y es aquí donde se enmarca el convenio de colaboración firmado", han explicado.

Este convenio de colaboración, han precisado, está pensado, precisamente, para "precisar y dar estabilidad a la colaboración en el fomento de los derechos lingüísticos de la ciudadanía", así como para "garantizar tales derechos reconocidos en la legislación vigente en el ámbito propio de cada firmante". Según han destacado, lo que se busca es "avanzar en el camino para que se garanticen los derechos lingüísticos de las personas".

CONTENIDOS

En cuanto a los contenidos del convenio de colaboración, Uriarte ha explicado que, por un lado, las entidades financieras se comprometen a velar por garantizar los derechos lingüísticos de los clientes.

Para ello, las relaciones escritas, estarán en euskera y castellano, como, por ejemplo, cheques, tarjetas de crédito y demás documentación que se le ofrezca a los clientes, todas las señales, incluidas las toponímicas, toda la información -tanto fija como variable- que se pueda leer en rótulos o carteles y que esté a la vista del público, impresos y catálogos que estén a la mano del cliente, e impresos que tengan que rellenar los clientes.

Además, en cuanto a las relaciones orales, los servicios y departamentos de atención al cliente estarán preparados para atender al cliente en cualquiera de los dos idiomas oficiales, y se adoptarán las medidas pertinentes para ello al contratar nuevo personal. En los servicios telefónicos, tanto personales como automáticos, se garantizará el uso del euskera.

El Gobierno vasco, por su parte, aportará, entre otras cosas, información y conocimiento, asesoramiento, y los recursos lingüísticos que tenga a su alcance. Asimismo, se creará una comisión de seguimiento para la evaluación de lo recogido en el convenio.

Por último, Gobierno vasco ha editado un folleto que ofrece información básica sobre los derechos lingüísticos de las personas consumidoras y usuarias, y que se pondrá a disposición de la clientela en la mayoría de las entidades financieras.

Uriarte ha destacado que "garantizando los derechos lingüísticos ganamos todos, y, además, en la medida en que abren un espacio cada vez mayor y más confortable al euskera, las empresas, también las entidades financieras, ganan en competitividad".

Por su parte, Baztarrika ha indicado que para las entidades financieras "los derechos lingüísticos no son derechos secundarios ni el euskera es una lengua secundaria, sino que tanto el euskera como los derechos lingüísticos son de primer nivel". "Los derechos lingüísticos y el euskera son importantes también para las entidades financieras", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.