El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha tendido la mano a los grupos de la oposición en media docena de ocasiones a lo largo de su primera intervención en el debate de política general, con especial hincapié en lograr una postura unánime para garantizar "el futuro de los servicios públicos" y lograr "no discutir" en torno a la lengua.

En una intervención en la que el presidente gallego se ha esforzado por evidenciar el giro social de su acción de gobierno, el primer llamamiento a la unidad ha llegado, precisamente, de la mano de los servicios públicos y es que, a su juicio, "no es de recibo para nadie que todo, absolutamente todo, sea motivo de refriega".

Así, se ha referido a las bancadas de la oposición para advertir que, aunque alguno de sus rivales políticos pueda pensar que "estrechar lazos entre gobierno y oposición no está de moda", lo "verdaderamente rompedor" sería salir del hemiciclo tras este debate con el compromiso de "trazar juntos algo de lo que les importa a los ciudadanos".

"Y el futuro de los servicios públicos sería, sin duda, un buen principio", sentenció el mandatario gallego, quien ha insistido en su proclama de no trasladar a la Cámara "problemas que no existen fuera de ella". En la diana ha situado la lengua y ha llamado al resto de grupos a analizar "juntos" como sacar "el mayor provecho a las potencialidades" que ofrece el gallego.

La clave, a su entender, está en trasladar a la política "la cordialidad lingüística y el entendimiento que hay en la calle". "Ningún ciudadano se impone a otro por la lengua que escoge en libertad; por eso, no discutamos nosotros si una lengua debe imponerse a otra, y analicemos juntos como sacar el mayor provecho a las potencialidades que la lengua propia nos ofrece", esgrimió.

Plan de igualdad en las aulas

Feijóo ha advertido que los dirigentes políticos pueden pasar "horas discutiendo" lo que "todos" saben, que "el gallego es útil", o intentar que esa utilidad sea "percibida" por los gallegos. Su propuesta ha sido acogerse a la segunda alternativa y que la lengua "deje de ser una herramienta política para que pueda ser una herramienta de progreso".

Ha acompañado este llamamiento a excluir la lengua del debate político con el anuncio de que se diseñará un Plan de Dinamización Lingüística entre jóvenes y que se pondrán en marcha los mecanismos para que Galicia se incorpore a la Comunidad de Países de habla lusófona. "Abríndonos es como mejor defendemos nuestra lengua, como el resto de señales identitarios que nos dan sentido, que nos unen como pueblo", proclamó.

Feijóo también ha constatado que no es "razonable" que pueda haber discusiones políticas sobre la preocupación frente a la violencia machista y ha apelado a "reforzar" la prevención, especialmente entre las generaciones más jóvenes.

"Como país no podemos asumir el repunte del machismo que estamos detectando entre los adolescentes", proclamó, para trasladar a todos los grupos que cuenta con sus aportaciones para la elaboración de un plan específico de igualdad en la educación.

Apoyo en el ámbito económico

Ante un nuevo ciclo económico que, a su juicio, ratifican "todos" los indicadores, Feijóo también ha pedido a la oposición colaboración para "seguir haciendo" de Galicia un territorio "cada vez más atractivo para invertir", y de forma más concreta, unidad en la defensa del AVE a Galicia.

"Me gustaría que juntos pusiéramos en valor los avances del AVE y que juntos siguiéramos frente a todos los que no quieren para nuestra tierra lo que, desde hace décadas, ya gozan ellos", reivindicó, en una intervención que también incluyó anuncios en el ámbito medioambiental.

Así, ha esgrimido las actuaciones en Sogama, que emplean 295 ayuntamientos, para que esté preparada para las necesidades actuales y futuras. Además de la licitación este verano de la nueva planta, con una inversión de más de 30 millones, Feijóo ha anunciado que el próximo año también se abordará la construcción de una planta de compostaje en las instalaciones del vertedero de Areosa.

A renglón seguido, ha planteado un nuevo llamamiento a la oposición para que el esfuerzo de "consenso e inclusión" que —ha defendido— marcó la elaboración de la ley del suelo "encuentre su eco en los escaños" del Pazo do Hórreo.

Oposición "borrada"

Al margen de sus peticiones de unidad, Feijóo ha afeado a la oposición que no se sumase a su plan de impulso democrático anunciado en la última cita de política general. A su modo de ver, "todos los partidos" están "expuestos" a que surjan "corruptos" en sus filas, por lo que "depurar la política" es una "responsabilidad de todos" los que están en política.

"Desentenderse de esta preocupación ciudadana y limitarse a trasladar que los males de la política están sólo en el adversario es un mal más que se hace a la política", ha advertido, para reivindicar su programa de "impulso democrático" que ha derivado ya en la aprobación de cuatro leyes, con una quinta que irá al próximo Consello de la Xunta.

En este punto, en su intervención en el debate sobre política general, el jefe del Ejecutivo autonómico ha lamentado que los grupos de la oposición "se borraron" de este trabajo, pero ha sostenido que, pese a esta decisión, también estas normas "serán buenas" para ellos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.