La aplicación Infomedusa se ha convertido en una herramienta cada vez más utilizada por los malagueños que quieren disfrutar de un día de playa y conocer si hay o no presencia de medusas en el litoral y cuál es el estado de éste. Así, a fecha 15 de septiembre de 2015 se habían registrado 27.015 descargas, un 125 por ciento más que en 2014, cuando contabilizó 12.000.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, ha presentado el balance de datos del pasado verano, junto a Juan Antonio López, director de Aula del Mar. Ambas entidades crearon en 2013 la aplicación como "una idea pionera", en palabras de Bravo, para "cumplir un doble objetivo: dar información sobre las medusas, pero también tener datos sobre nuestras playas".

También ha aumentado el número de zonas cubiertas. El pasado año, la aplicación contaba con información de 107 playas, pero este verano el número ha ascendido a 132, casi el 95 por ciento del total. El reto para el próximo año es llegar a cubrir todo el litoral, para lo que es necesaria la cooperación del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y de los distintos ayuntamientos, según ha señalado López.

Otra funcionalidad destacable de Infomedusa es el 'feedback' entre los usuarios que, mediante comentarios y fotografías, pueden aportar información sobre el estado de las playas y la presencia o no de las medusas.

Este año se han superado los 10.500 comentarios. Esta colaboración ha provocado que el proyecto sea considerado para participar en el Congreso Mundial de la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza, ya que, como ha indicado López, existen áreas que la ciencia no puede cubrir y necesita de esas aportaciones.

Incremento de medusas

Los últimos veranos se han registrado una baja incidencia de medusas, por lo que la aplicación ofreció otros servicios como la temperatura superficial del agua, la velocidad del viento o recomendaciones ante picaduras; pero 2015 ha roto esta tendencia y algunos municipios malagueño como Benalmádena o Marbella se vieron obligados a movilizar recursos para combatir a estos invertebrados.

Según el director de Aula del Mar, es la pelagia noctiluca la especie que más ha frecuentado las playas malagueñas este año, principalmente en la primera mitad del verano.

La información obtenida durante los tres años que lleva en funcionamiento Infomedusa servirá para realizar una base de datos. Actualmente se está trabajando para elaborar un mapa, espacial y cronológico, de la presencia de las medusas; detectar patrones climáticos que permitan hacer predicciones; relacionar los datos obtenidos en Málaga con factores globales, como la subida de temperatura o la acidificación de mares y océanos; y elaborar una publicación científica.

Consulta aquí más noticias de Málaga.