La Consejería de Economía y Conocimiento ha resaltado este miércoles que la inflación subyacente "se mantiene por tercer mes consecutivo en el 0,8% en Andalucía, registro igual a la media nacional, conservando la trayectoria positiva mostrada desde principios de año".

Así lo ha valorado tras conocerse que el índice de precios de consumo (IPC) bajó un 0,2 por ciento el pasado mes de septiembre respecto al mes anterior, una décima menos que la media nacional (-0,3%). Con este dato, la tasa de inflación de Andalucía se sitúa en el -0,9%, igual a la registrada en España y cinco décimas por debajo que la del mes de agosto (-0,4%).

En una nota, la Consejería ha explicado que "si no se consideran los precios energéticos y de los alimentos no elaborados, cuya tasa es la misma que en agosto (2,5%), es decir, los componentes más volátiles del IPC, se tiene que el componente más estructural, la inflación subyacente, se mantiene por tercer mes consecutivo en el 0,8 por ciento en Andalucía, registro igual a la media nacional, conservando la trayectoria positiva mostrada desde principios de año".

Para el departamento que dirige Antonio Ramírez de Arellano, "la evolución de los precios en Andalucía está en sintonía con lo que viene ocurriendo en España y Europa, y muy influenciada por la bajada del precio del petróleo en los mercados internacionales", al hilo de lo cual apunta que en septiembre la cotización media del barril de petróleo Brent se situó en 47,4 dólares, menos de la mitad de la que se registraba en septiembre de 2014, que era 97 dólares, algo que "determina que las tasas de inflación en Andalucía y España se mantengan en valores negativos por segundo mes consecutivo (-0,9% en ambos casos) y que para la Zona Euro se espere de nuevo una tasa negativa (-0,1%) tras cinco meses en positivo".

De esta manera, "la caída del precio del petróleo se traslada a los precios de los carburantes y combustibles", que acentúan su descenso en Andalucía hasta el -17,1% interanual en septiembre, la más elevada desde mediados de 2009, explica la Junta, que añade que a ello se une la caída de la electricidad, el gas y otros combustibles (-10,7% interanual en septiembre), más del doble de la observada el mes anterior, de tal forma que globalmente los productos energéticos muestran un descenso de precios del 14 por ciento, superior en más de cuatro puntos a la de agosto.

Así las cosas, "la tasa de inflación en Andalucía viene explicada por una mayor caída interanual de los precios de los productos energéticos", resume la Consejería, que subraya en esa línea que "la economía no está en una situación de deflación, entendida como un descenso generalizado de los precios, sino ante una notable reducción de los precios energéticos, que de otro lado está favoreciendo, por la vía de menores costes para empresas y familias, un estímulo a la demanda y del proceso de recuperación de la economía andaluza".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.