Los grupos políticos en el Ayuntamiento de Torrelavega han expresado este miércoles su "decepción" con la dirección de Sniace por modificar el acuerdo laboral y por el "incumplimiento de los compromisos" con los trabajadores.

Los grupos se han expresado así tras ser informados en Junta de Portavoces por el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, y el teniente alcalde, Javier López Estrada, de lo tratado en la reunión que la semana pasada mantuvieron miembros del equipo de Gobierno con la dirección de Sniace.

Según ha indicado el Ayuntamiento, en la Junta ha quedado patente la "decepción" de todos los grupos municipales por el "incumplimiento" de los compromisos de la dirección de Sniace con los trabajadores, que los propios directivos de la empresa trasladaron a los responsables municipales durante el citado encuentro.

El alcalde ha explicado que allí se les aseguró que a finales de noviembre se reiniciaría el proceso productivo y que en unos ocho meses entraría en funcionamiento Biscocel. Ante las últimas informaciones, que van en otro sentido, el regidor ha mostrado su "decepción", refrendada por los grupos municipales.

En este sentido, Cruz Viadero ha revelado que en la Junta de Portavoces "hemos hablado de que desconocemos cuál va a ser el futuro de Sniace, en estos momentos", y de la situación económica de la empresa respecto al Ayuntamiento.

Al hilo, el regidor ha informado de que se ha entregado a los grupos un resumen "pormenorizado de todas las deudas" que la empresa tiene con el Consistorio. Administración que está dispuesta "a escuchar cualquier propuesta que pueda hacer la empresa de cara a su viabilidad y, sobretodo, a que se cumpla el acuerdo que tenía con los trabajadores, algo en lo que coincidimos todos los grupos políticos", ha insistido Cruz Viadero.

"Todos coincidimos en que Sniace debe cumplir el acuerdo que tenía con los trabajadores y en el deseo de que, en el plazo más breve posible, Sniace inicie su proceso productivo'", ha concluido.

En el último documento de acuerdo laboral, la Dirección de Sniace rebaja de 800 a 400 euros la cuantía que iba a pagar a los trabajadores que ya hubiesen agotado el desempleo y no cobrasen ninguna prestación creando para tal fin un fondo social, para el cual no se indica ninguna partida concreta.

Asimismo, el documento apunta a que la puesta en marcha de Viscocel podría retrasarse hasta julio de 2017. Y es que en los expedientes de regulación de empleo (EREs) pactados para dar cobertura legal a la plantilla hasta el arranque tenían fijada como fecha tope el 31 de diciembre de 2015 y ahora la sitúan el 31 de julio de 2017.

Ese documento elaborado por Sniace también modifica las condiciones de otros aspectos del acuerdo laboral firmado en octubre de 2014 como las jubilaciones o la bolsa de trabajo de cara al arranque de las fábricas

Consulta aquí más noticias de Cantabria.