El pleno de las Corts Valencianes ha rechazado, con los votos en contra de todos los grupos con la excepción del PP, tramitar una proposición de ley presentada por el grupo popular en la que pedía modificar la norma por la que se declaran de interés general determinadas funciones de las diputaciones, para adaptarlas a la Ley estatal de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

El Consell ha emitido un criterio desfavorable porque considera que "no se trata de sustituir un listado de funciones por la simple remisión a la legislación básica estatal, sino que la reforma legislativa debe articular mecanismos de coordinación efectivos, con pleno respeto a la autonomía local para equiparar la prestación de servicios públicos de calidad en las tres provincias sin que se produzcan desequilibrios territoriales injustificables".

El diputado del PP Vicente Betoret ha sido el encargado de defender esta proposición de ley que busca "adaptar la normativa autonómica a la ley estatal para garantizar la Seguridad jurídica de la administración local". Asimismo, ha destacado que la ley que buscan modificar es del año 1983, por lo que se ha quedado "obsoleta" por "el devenir de los acontecimientos".

Del mismo modo, ha explicado que la iniciativa busca que "los presupuestos provinciales prioricen los servicios sociales que se prestan en los municipales", ya que ha resaltado que "no se puede atender a la gente con el mando a distancia ni hacer zapping con sus necesidades".

Betoret ha defendido que las diputaciones prestan "un servicio útil a los ciudadanos", y ha asegurado que sin la corporación provincial de Valencia "el 80 por ciento de los municipios habrían sido inviables económicamente hablando". A su juicio, "sería un gravísimo error vaciar de contenido político las Diputaciones".

Por parte del PSPV, Vicent Arqués ha advertido de que el PP busca "desvincular a las diputaciones del control del Consell", y suprimir artículos de la norma de 1983 que planteaban "potenciar los mecanismos de coordinación del Consell y las diputaciones provinciales".

Desde Compromís, Teresa García ha abogado por eliminar las instituciones que son "administraciones heredadas del caciquismo" y "recuerdan a oscuridad y falta de democracia" A su juicio, "las diputaciones en manos del PP solo han servicio para promocionar la promoción", y se ha referido al "caso de Rus, Brugal o Fabra".

Asimismo, el parlamentario de Ciudadanos, David de Miguel, considera que la supresión de las diputaciones "deben ser objeto de debate y establecer una hoja de ruta para ir asumiendo los municipios y las comunidades las competencias que tienen las diputaciones".

Por su parte, el portavoz de Podemos, Antonio Montiel, ha criticado que el modelo que defiende el PP es "sobredimensionado, caro, ineficiente, escasamente democrático y tristemente ligado a la corrupción de la Comunitat Valenciana".

Consejo valenciano de cooperación

Por otro lado, el pleno de las Corts Valencianes ha elegido a la diputada socialista Clara Tirado y al parlamentario de Podemos César Jiménez como vocales del Consejo Valenciano de Cooperación al Desarrollo.

Consulta aquí más noticias de Valencia.