La Guardia Civil, con la colaboración la Drug Enforcement Administration (DEA) de los Estados Unidos, ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas a través del Puerto de Valencia y con vinculaciones en otros países de Europa y Sudamérica. Los agentes les atribuyen la introducción de 327 kilos de cocaína, localizados en Ontinyent, y de hacer llegar otros 106 por el Puerto de Amberes.

Gracias a la colaboración internacional de la Guardia Civil con agencias policiales de todo el mundo, los agentes pusieron en marcha la operación 'Exitus' con el objetivo de localizar, identificar y detener a los autores de un envío de cocaína que la Benemérita intervino en un contenedor en la localidad valenciana de Ontinyent y que había entrado en España a través del Puerto de Valencia.

Fruto de las investigaciones, se pudo desmantelar y detener a los miembros de una organización criminal dedicada a introducir sustancias estupefacientes en el país y responsables del envío de cocaína localizado en Ontinyent.

En la operación, los efectivos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga de la Guardia Civil detuvieron en madrid, Ibiza y Valencia a tres hombres de entre 26 y 38 años, dos de ellos de nacionalidad serbia y uno colombiana.

En los diferentes registros intervinieron más de 200.000 euros en efectivo y varios teléfonos móviles. La organización utilizaba el método 'Rip Off' o 'Gancho perdido' e introducían en contenedores la droga sin que su propietario estuviera al corriente de ello.

Mediante esta operación, ha quedado desarticulado este grupo organizado, que disponía de infraestructura y capacidad para enviar la droga a distintos países de la Unión Europea. Las diligencias han pasado a disposición del juzgado de Instrucción número 1 de Ontinyent.

Consulta aquí más noticias de Valencia.