Podemos se ha negado este miércoles a condenar la privación de libertad y derechos de los 75 presos políticos de Venezuela, absteniéndose en el voto de una Proposición no de Ley (PNL) planteada por el PP.

La propuesta ha salido adelante con 46 votos a favor pertenecientes al resto de grupos, con las 7 abstenciones de los parlamentarios regionales de Podemos.

Además, con esta propuesta los diputados y diputadas han instado al Gobierno de Canarias a interesarse por el caso de la tinerfeña Andrea González de León y su pareja, detenidos ilegalmente en Venezuela desde agosto.

El PP planteaba "la injusta situación en la que se encuentran los 75 presos políticos privados de libertad y de sus derechos civiles en Venezuela desde hace más de un año", pero la diputada de Podemos María Arnaiz ha rechazado en nombre de su partido dar el apoyo al considerar que el "PP pide para Venezuela lo que no hace en España [en relación con la Ley de seguridad ciudadana aprobada por el Ejecutivo central]".

Así, Podemos considera que "el PP está preocupado de hablar de lo que ocurre en Venezuela para no hablar de lo que ocurre en España", argumentos que validan a los de Pablo Iglesias para no dar su apoyo a esta PNL.

La iniciativa condena también "el creciente uso de la práctica de la inhabilitación por parte de la Contraloría General de la República para impedir que líderes políticos puedan participar en los próximos procesos electorales sin que exista pronunciamiento alguno de los tribunales de Justicia, lo que consideramos una flagrante violación de los derechos fundamentales, civiles y políticos".