La Alianza Cántabra contra la Pobreza ha afirmado este miércoles que la proposición no de ley aprobada ayer por el Parlamento de Cantabria en esta materia "no responde a la realidad de pobreza ni aquí ni allí", en alusión a Cantabria y a los países en desarrollo.

Así lo ha censurado este miércoles la portavoz de la Alianza, Natalia Fronceda, que ha lamentado que el texto al que la Cámara ha dado su visto bueno —y que reconoce a esta suma de colectivos como interlocutor en políticas sociales y de cooperación al desarrollo— "no es lo pactado ni lo que necesitan las personas" en situación de pobreza, al haberse introducido en el documento aprobado por la Alianza dos modificaciones "importantes" relativas al 0,7 y a la cuantía de la renta social básica.

En concreto, mientras la Alianza proponía que en los Presupuestos Generales de Cantabria 2016 ya hubiera una partida del 0,25% para ayuda oficial al desarrollo y que ésta fuera creciendo progresivamente hasta 2019, cuando se alcanzaría el 0,7%, la propuesta aprobada no concreta el compromiso sino que habla de recuperar la ayuda "progresivamente".

Algo que la Alianza considera "un paso atrás" porque "lo que no es concreto, medible o evaluable no sabemos si se va a cumplir o no", ha dicho Fronceda.

El otro punto modificado respecto al texto original y donde "se ha dado un paso atrás" se refiere al incremento de la cuantía de la renta social básica de modo que no sea inferior al salario mínimo interprofesional.

"Entendemos que las personas que están cobrando una renta social básica están en situación de pobreza porque con 426 euros, sabemos lo que cuesta una vivienda y comer", ha denunciado la portavoz, así como que hay más de 4.000 personas en Cantabria en esa situación "y esperamos que se haga algo".

Estas cuestiones las ha trasladado la Alianza a los grupos PSOE y PRC durante el acto parlamentario que se ha celebrado este miércoles con motivo de la XI Semana contra la Pobreza y que estos partidos han justificado por la situación presupuestaria, según ha trasladado Fronceda.

"No saben si van a poder establecer una renta mínima no inferior al IPREM para los siguientes presupuestos por el estado de las cuentas", ha explicado la representante de la Alianza, para quien "lo primero son las personas".

Estas cuestiones se han planteado en el acto de seguimiento de los compromisos contra la pobreza que se ha celebrado desde las 10.00 horas en el Parlamento y al que han asistido representantes de todos los grupos excepto del PP, que se ha "excusado" diciendo que no recibió la convocatoria, cuando ésta, según la organización, se entregó en mano en los despachos.

Por su parte, Ciudadanos se ha sumado a la aprobación aunque no suscribió el texto de la Alianza antes de las elecciones porque "no tenía capacidad de gestionar ese compromiso", ha explicado Fronceda.

Durante el acto, se han repasado los compromisos de las formaciones políticas en la campaña electoral y se les ha invitado a explicar las medidas de lucha contra la pobreza que han puesto en marcha en los 100 días de nueva legislatura, y las propuestas y acciones futuras en relación a la misma.

Cambios "para seguir mejorando" en las aulas de dos años, en la vivienda, en la participación social o en los planes de emergencia han centrado las exposiciones pero sin "concreción" de cara al futuro.

En la mesa han estado Matilde Ruiz por el Grupo Parlamentario PRC, Rubén Gómez por Ciudadanos, Silvia Abascal por el PSOE y Verónica Ordóñez por Podemos.

Crecimiento del riesgo de pobreza

A continuación del acto, alrededor de las 12.00 horas, se ha leído en el Patio del Parlamento el manifiesto de la XI Semana contra la Pobreza, y se ha invitado a participar este domingo, día 18, en la manifestación contra la pobreza que partirá a las 12.00 horas de la plaza de Numancia con destino a la de Pombo

En el manifiesto se recuerda que Cantabria es la tercera comunidad autónoma con mayor crecimiento en su tasa de riesgo de pobreza y exclusión social en el periodo 2009-2013.

Según estos datos, el 13% de la población regional, 75.000 personas, están en situación de pobreza y el 5%, cerca de 30.000, en situación de pobreza severa. Otras 75.000 personas están en situación de riesgo.

Ante estos datos, la Alianza exige un nuevo modelo económico y social que ponga a las personas en primer lugar; que el sector empresarial respete los derechos humanos y garantice un trabajo decente; la regulación de los mercados financieros; que los estados vinculen la política fiscal con la garantía de los derechos humanos; y que las políticas pongan a las personas por encima de los beneficios económicos de las multinacionales.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.