La Federación Española de Entidades Locales Menores (FEEM) ha presentado enmiendas a la Ley de Entidades Locales Menores de Cantabria, que data del año 1994, y que "está para el desahucio, para el derribo".

"No sirve", ha resumido el secretario general de la FEEM, Miguel Gregorio Martínez, en una rueda de prensa ofrecida este miércoles en Santander, donde ha presentado las enmiendas a la norma, que se orientan a dotar de "más financiación" y competencias "más claras" a estas entidades, que tienen una mayor presencia en las comunidades autónomas de Cantabria y Castilla y León.

Según ha explicado, cuando se elaboró la ley, hace 21 años, ya se aludía a una financiación "insuficiente" de las entidades locales menores, y en el articulado de la misma, tanto la financiación como las competencias de estas instituciones se dejaban "vacías de contenido".

Así, si en 1994 la ley era "corta", en 2015 "está para el derribo, para el desahucio" y "no sirve", ha asegurado Ordóñez, que achaca precisamente a ese "vacío legal" y a "falta de concreción" los conflictos existentes en el ámbito de las entidades locales menores.

Por ello, desde la FEEM han elaborado una propuesta de modificación de la ley, con enmiendas distintas para cada territorio, con el fin de establecer competencias "más claras" para las entidades locales menores y dotarlas de "más financiación".

En este último sentido, el portavoz de la Federación se ha mostrado partidario de destinar el "mismo" dinero o presupuesto, pero "administrado de otra manera".

A su juicio, a las entidades locales menores les están "robando la cartera" desde 1994, ya que tienen población, territorio o titularidades, pero no "presupuesto propio", sino que la ley supedita el mismo a la "limosna" que les den los municipios matriz.

Esto se traduce en una "merma" de la calidad de los servicios que prestan e influye, a su vez, en el despoblamiento del medio rural, donde se asientan fundamentalmente las entidades locales menores.

Por ello, la FEEM quiere que el Parlamento cántabro priorice la modificación de la ley, para adaptarla a la nueva realidad. De ahí las enmiendas presentadas, que piden que se establezcan unas competencias "de mínimos", en materias como el alumbrado público, el agua, cementerios o fiestas locales, que tengan "todas" las entidades locales menores. Y las que no, ha precisado Ordóñez, que sean "auxiliadas" por la administración autonómica o las mancomunidades más cercanas.

En materia de financiación, desde la Federación instan a la creación de un fondo autonómico de cooperación municipal, para dotar de financiación a las entidades locales menores.

También pide que la recaudación de los impuestos municipales -que cobra el municipio matriz- corra a cargo de las entidades locales menores o, en su defecto, el servicio autonómico de recaudaciones, ya que el ayuntamiento "no transfiere nada" a las entidades pese a "estar obligado por ley" a destinar una parte.

La FEEM presentará este jueves las enmiendas a los cinco grupos del Parlamento cántabro (PP, PRC, PSOE, Podemos y Ciudadanos), así como al Gobierno regional, a representantes como el director general de la Administración Local, Pedro García Carmona.

En cantabria, A

La cola

El portavoz de la FEEM en Cantabria, José Ramón Magán, vocal en la Federación y presidente de la junta vecinal de Bolmir (Campoo de Enmedio), ha indicado que las entidades locales menores en la región están "en mínimos" y "a la cola", porque entre otras cosas carecen de financiación y perciben "lo que tiene a bien darnos como subvención el ayuntamiento".

A ello se suma que "no se atienden las necesidades de los pueblos" y que "pasan años" sin que se acometa obras, de ahí que reclamen mejoras en la financiación y en las competencias, más si se tiene en cuenta que los vecinos de estas entidades "pagan tasas".

San miguel de aguayo

A preguntas de la prensa, los representantes de la FEEM se han referido al expediente abierto para intentar disolver dos de las tres entidades locales menores de San Miguel de Aguayo: Santa María de Aguayo y Santa Olaya, expediente del Ayuntamiento ante el que han presentado recurso para pedir que se revoque el acuerdo, que consideran "nulo de pleno derecho".

Y es que desde la Federación ven "injusto" que se lleve a cabo una disolución por "no presentar" las cuentas "en tiempo y forma", y avisan de que la "intención" del alcalde es "cerrar" las tres entidades.

Además, sostienen que los municipios no tienen "competencia" para abrir expedientes de supresión de estas entidades, sino que corresponde al Estado, que se lo debe remitir después a la Comunidad Autónoma, que es la que puede resolver.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.