El Ejecutivo navarro ha conocido este miércoles en la sesión de Gobierno el nuevo protocolo de protección y uso de vehículo oficial para los expresidentes del Ejecutivo navarro que ha dispuesto el Departamento de Presidencia, Función Pública, Justicia e Interior.

Se actualiza de esta manera el protocolo vigente desde el pasado mes de junio, tras conocer el último informe de la Policía Foral que certifica, según ha indicado la consejera portavoz, Ana Ollo, la disminución de la situación de violencia en la Comunidad Foral y el grado de amenaza al que están expuestas las personas que han ocupado la presidencia foral en anteriores legislaturas.

El nuevo protocolo establece tres rangos de protección, de acuerdo al criterio policial de grado de amenaza. Así, el mayor grado de protección se le ofrecerá a la última presidenta, Yolanda Barcina, que mantendrá el servicio de dos escoltas y de vehículo oficial en el ámbito de la Comunidad foral, mientras que hasta ahora la protección se ofrecía también fuera de Navarra. Para el resto, se mantendrá protección con escolta o protección básica.

Ana Ollo ha indicado en la rueda de prensa tras la sesión que se "ha hecho una readecuación que supone un ahorro de 388.000 euros, además de otros ahorros que no están tan cuantificados como el uso de coches, etc".

El nuevo protocolo no varía la protección básica, con servicio de contravigilancia, puesta a disposición de quienes ostentaron la condición de consejeros en la legislatura 2011-2015 (en vigor desde el pasado mes de julio).

Todos los servicios de protección y vehículos oficiales a los exmiembros del Ejecutivo foral se prestan con recursos propios del Gobierno de Navarra, a través de la Policía Foral y el personal y vehículos del Parque Móvil de la Dirección General de Interior.

Consulta aquí más noticias de Navarra.