El Consejo de Gobierno de la presente semana ha dado el visto bueno al nuevo Plan de Gestión de Residuos industriales de Castilla-La Mancha, que tendrá vigencia desde este mes de octubre y hasta diciembre de 2017. Con un importe de 560.000 euros, lo "novedoso" del plan es que lo ejecutará el personal de la empresa de gestión ambiental regional Geacam.

Así lo ha indicado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, que ha explicado que el hecho de internalizar esta actividad y que sean los efectivos de una empresa pública de la región los que lo lleve a cabo supone "un ahorro importante para los bolsillo de castellano-manchegos".

De este modo, ha proseguido, dicho plan va a ser un 50 por ciento más barato que si lo ejecutase una empresa privada o un 25 por ciento que si lo hiciera otra empresa pública como Tragsa.

Este Plan de Residuos Industriales establece los objetivos y los mecanismos de control de residuos, programas de formación y sensibilización, programas de control de calidad, así como acciones de investigación en materia de recogida. Servirá también para crear empleo, aprovechando fondos europeos, ha asegurado el portavoz.

Y es que ha destacado que con este plan el Ejecutivo regional se anticipa a Plan de Economía Circular que la Unión Europea aprobará a finales de 2015 y que generará dos millones de puestos de trabajo en todo el ámbito de la Unión. Además, ha añadido, supondrá "una revolución en el tratamiento de residuos", pues estos pasarán a ser materias primas y generaran actividad en proyectos de reciclaje.

Consulta aquí más noticias de Toledo.