Manifestación ante el TSJC
La consellera de Enseñanza de la Generalitat, Irene Rigau, abandona el TSJC tras declarar por el 9-N entre los aplausos de apoyo de un grupo de manifestantes a favor de la independencia de Cataluña. Alberto Estévez / EFE

La vicepresidenta del Govern, Neus Munté, aseguró este miércoles que el Govern en funciones de la Generalitat desoirá las críticas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y acompañará el jueves al presidente Artur Mas al Palau de Justicia, donde deberá declarar como imputado por la consulta independentista del 9-N de 2014.

La previsión es esta: acompañar al presidente de la GeneralitatEl TSJC emitió este martes un comunicado en el que calificaba de "ataque directo a la independencia judicial" las manifestaciones convocadas frente a su sede en apoyo de la exvicepresidenta Joana Ortega y la consellera Irene Rigau, imputadas junto a Mas en el caso.

El órgano ha recibido el amparo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que ha criticado la 'escolta política' que respaldó a los acusados por considerar que fue en contra de la separación de los distintos poderes del Estado".

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona por Barcelona en Comú, se unió a dirigentes de CDC, ERC, Unió, ICV, EUiA y la CUP en una protesta posterior donde leyó un manifiesto en contra de la judicialización de la cuestión de la independencia catalana por parte del Gobierno central, que recurrió la primera consulta de referéndum organizada por la Generalitat. El acto, celebrado en la Plaza de Sant Jaume de Barcelona, reunió a centenares de personas.

"No hay ninguna presión"

"La previsión es esta: acompañar al presidente de la Generalitat, imputado por poner las urnas el 9-N", confirmó Neus Munté, que aseguró que los miembros del Govern son "los primeros" en defender una "independencia clara" del Poder Judicial respecto al poder político.  "No hay ninguna presión; en todo caso las presiones son de otros y han sido de otros como hemos ido denunciando, y se han producido sobre el Poder Judicial", insistió tras mostrar su "sorpresa" y "desconcierto" por las quejas del TSJC.

La vicepresidenta concluyó que el hecho de que los consellers o los miembros de la candidatura unitaria por la independencia de Cataluña Juns Pel Sí respalden a Ortega, Riagu y Mas solo obedece a "un acompañamiento de un gobierno solidario" ante la imputación de tres de sus miembros por el hecho de defender la democracia y poner las urnas.