La Junta de Andalucía ha ejecutado el 93 por ciento de los objetivos marcados en el I Plan Estratégico para la Igualdad de Mujeres y Hombres en Andalucía, desarrollando desde 2011 un total de 295 iniciativas en materia de igualdad de género y prevención de la violencia machista.

La consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha ofrecido estos datos en comparecencia parlamentaria, donde ha destacado que, "pese a estos años de difícil coyuntura socioeconómica", Andalucía ha apostado por una transversalidad de género en la gestión política, lo que demuestra "su apuesta por igualdad entre mujeres y hombres".

Según ha explicado la consejera, el primer plan estratégico se ha desarrollado con "un alto nivel de consenso" y ha permitido establecer los cimientos de la transversalidad de género en las políticas públicas, con especial incidencia en la Administración de la Junta de Andalucía, a través de las Unidades de Igualdad de Género en las todas las consejerías, las evaluaciones de impacto de género en la normativa y en los presupuestos. Junto a ello, se ha revisado el procedimiento de contratación pública para la inclusión de cláusulas de igualdad.

En la línea de actuación de participación, la consejera ha subrayado iniciativas como el impulso del Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres, la generación de espacios de sensibilización e intercambio para las asociaciones de mujeres y las acciones para el acceso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Entre las actuaciones de educación, Sánchez Rubio ha destacado la adaptación y ampliación de los recursos de apoyo a las familias y a los centros educativos para romper el mandato de género en los comportamientos y elecciones personales.

En el área de empleo, la consejera ha explicado que se ha impulsado la integración de la perspectiva de género en los servicios de asesoramiento para el empleo, facilitando la formación y sensibilización de profesionales de la orientación, inserción y mediación, y ofreciendo recursos específicos para la mejora de la empleabilidad de las mujeres. Asimismo, se han implementado acciones específicas para el emprendimiento y el empresariado de mujeres.

Sánchez Rubio también ha subrayado el "esfuerzo realizado" para fomentar la sensibilización en materia de corresponsabilidad de hombres y mujeres en los espacios públicos y privados y la conciliación por parte de las empresas.

En el área de la salud, se ha invertido en la capacitación de profesionales para que incluyan la perspectiva de género, al tiempo que se han incluido los indicadores desagregados de género para realizar evaluaciones, estudios e investigaciones sobre aspectos de la salud.

Finalmente, la consejera ha señalado la colaboración desarrollada con los medios de comunicación para que integren la perspectiva de género y el lenguaje, la imagen y los contenidos no sexistas en su trabajo, con iniciativas de formación y sensibilización.

Por su parte, la diputada popular Ana Vanessa García Jiménez ha señalado que el primer plan de igualdad, que finalizó en 2013, "ha sido un buena herramienta en Andalucía", pero "además de cumplirlo ampliamente —-aunque viendo las medidas creo que no se ha cumplido tan ampliamente, señala—, hay que continuarlo", porque "si durante tres o cuatro años se va avanzado pero no se consolidan las medidas, caminamos hacia atrás, y no podemos permitírnoslo porque en Andalucía la desigualdad es mayor que en el resto de España".

"Es importante tenerlo, cumplirlo y continuar con el plan", ya que la base para conseguir una igualdad real "está en el empleo" y, además, el empleo femenino y la conciliación "significan libertad". En este sentido, critica que había muchas medidas para fomentar esta conciliación que "si bien se empezaron, muchísimas se han parado, y eso ha hecho retroceder y que haya más paro femenino que el resto de España", de ahí "esa doble desigualdad".

Igualmente, lamenta que desde 2011 "no haya" políticas activas de empleo, y asegura que es importante "corregir" los planes de empleo que pone en marcha la Administración autonómica porque "los que se han puesto en marcha en los últimos tres años han sido para hombres", y en dicho plan de choque "solo un 5% de empleos han sido para mujeres". Por tanto, "en la práctica no se ha tenido en cuenta la perspectiva de género y el respeto a la conciliación".

Por último, García Jiménez quiere saber para cuándo el próximo plan, "primero porque debería haberse hecho en 2014, y porque existen un mandato parlamentario para que se haga", al tiempo que ve importante que "se reanuden las políticas activas de empleo". En este sentido, señala que "le preocupa lo que dijo la presidenta de la Junta, Susana Díaz, la semana pasada, de que como se habían detectado irregularidades había decidido pararlas", toda vez que asegura que "la solución es hacerlo bien".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.