El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, ha avalado este miércoles la propuesta del presidente canario, Fernando Clavijo, de reparto de los fondos del IGTE (Impuesto General de Tráfico de Empresas) para generar actividad económica y empleo, porque respeta la "solidaridad" con las islas periféricas.

En una rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos adoptados en el Consejo de Gobierno, ha dicho que Tenerife está "a favor" de que los 162 millones previstos para 2016 se repartan en un 50 por ciento para las islas capitalinas —a razón de 40 millones para cada una— y que el resto se distribuya entre el resto de islas en función de su número de diputados.

"Hay que entender el archipiélago como una región que tiene dificultades mayores en las islas periféricas, y por tanto, la intensidad de utilización de fondos se haga a favor de las islas no capitalinas", ha señalado.

Alonso ha explicado que la propuesta inicial partió del presidente gomero, Casimiro Curbelo, en la Fecai, y cuenta con el apoyo de todas las islas salvo Gran Canaria, cuyo cabildo aboga por un reparto que prime los criterios demográficos.

Estos fondos se distribuirían a modo de planes de inversión plurianuales entre el Gobierno de Canarias y los cabildos durante los próximos diez años, recuperando la antigua fórmula de los planes sectoriales, y Alonso ha detallado que el IGTE debe verse como una "oportunidad" y no una "línea de enfrentamiento" entre administraciones, por lo que ha aparcado el debate sobre su titularidad.

Sobre las prioridades del Cabildo en estos planes, ha señalado que aún tienen que analizar la situación al detalle, pero no ha descartado que, por ejemplo, puedan destinarse al anillo insular, si bien ha vuelto a insistir en que es una obra que compete al Estado.