El Gobierno regional va a dejar de ingresar cerca de 300.000 euros al eliminar 10 tasas que gravaban a dependientes, parados e inmigrantes y que creó el anterior Ejecutivo 'popular' de María Dolores de Cospedal.

Así lo ha explicado en rueda de prensa el portavoz del Gobierno castellano-manchego, Nacho Hernando, que ha asegurado que esta supresión de tasas "injustas, innecesarias e inhumanas", aprobada en el Consejo de Gobierno de la presente semana, no será la única pues de manera progresiva se irán eliminando más.

Entre 10 las tasas eliminadas, cinco de ellas afectan a los dependientes, como la tasa por solicitud de grado de discapacidad que asciende a 31 euros y que se encarecía en 10 euros más si suponía el desplazamiento al domicilio para efectuar dicha valoración, así como la tasa de 41 euros por revisión de grado dependencia y la de 15 euros por el Programa de Atención Individual.

También desaparece la tasa por solicitud de la tarjeta de accesibilidad, que ascendía a 8,32 euros y subía a 16 si se pedía un duplicado y la tasa por emisión de certificado de idoneidad de cuidadores no profesionales que era de 36 euros.

De igual modo, también para facilitar el acceso a los parados al mercado laboral, el Ejecutivo actual elimina la tasa por certificado de profesionalidad, que costaba 41 euros por expedición y 15 por duplicado.

Respecto a los inmigrantes, a partir de ahora ya no tendrán que abonar la tasa por realización de informes de esfuerzo de integración, que costaba 25 euros, ni la de emisión de informes de disposición de vivienda e informes de arraigo de 9 y 20 euros de coste, respectivamente.

Según ha avanzado Hernando, el Consejo de Gobierno también ha aprobado eliminar tasas en materia de agricultura y medioambiente, como la tasa de renovación, actualización o revisión de la autorización ambiental integrada que ascendía a 416 euros y la tasa por emisión de informes de impacto ambiental, que cuesta 26 euros. Ambas actuaciones se realizan de oficio por la administración y se estaba gravando "injustamente" a los ciudadanos, ha agregado.

El Gobierno de Emiliano García-Page ve injusto que se gravara a estas personas, y por ello apuesta por un sistema impositivo progresivo", ha dicho Hernando, que ha concluido incidiendo en la necesidad de hacer un presupuesto "desde cero", porque tal y como mantiene el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, "los anteriores eran surrealistas".

Consulta aquí más noticias de Toledo.