El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado este miércoles una rebaja en el tramo autonómico del IRPF para las rentas medias y bajas, de modo que Galicia se situará en el rango más bajo entre las comunidades autónomas; al tiempo que ha subrayado que el 99 por ciento de los gallegos no tendrá que pagar el impuesto de sucesiones y donaciones.

En concreto, en su intervención en el último debate de política general de la legislatura, Feijóo ha detallado que los primeros 400.000 euros de herencias de padres a hijos y de abuelos a nietos —o viceversa— o entre cónyuges estarán exentos de tributación. Asimismo, ha indicado que el "uno por ciento" de los gallegos que no forman parte de este grupo también "pagarán menos".

Estas rebajas fiscales, que se suman a las selectivas aplicadas desde 2009 por valor de 190 millones de euros, según ha dicho, constituyen "una reducción fiscal sin precedentes" y "en beneficio de todos". "Es tiempo de recoger los frutos", ha dicho, en alusión al período de mejoría económica que, a su juicio, ahora comienza.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.