La Policía Local de Sevilla ha detenido en la mañana de este martes a una conductora que cuadruplicaba la tasa permitida de alcohol en sangra, gracias a la colaboración de un ciudadano que alertó de la situación a través de una llamada al 092.

Los hechos, según el Ayuntamiento, se produjeron en torno a las 10,45 horas, cuando agentes de la Policía Local de Sevilla, adscritos a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, recibieron un aviso de la sala del 092 para localizar a un vehículo. Éste fue identificado en la zona norte de la ciudad, en una zona de aparcamiento con un centro educativo donde la conductora trataba de estacionarlo sin éxito, chocando repetidamente con otros coches parados.

Ante lo que consideraron síntomas de embriaguez, los agentes informaron a la aludida de su detención y la trasladaron a dependencias policiales, donde se le practicaron las correspondientes pruebas que determinaron resultados de 0.93 y 0.97 miligramos de alcohol en sangre, cuatro veces por encima de la tasa permitida.

Mientras esto sucedía, se presentó en las dependencias policiales la pareja sentimental de la detenida, que fue detenido cuando trató de agredir a varios agentes. Cuando se inició el traslado de ambos a sede judicial, y ya en el interior del correspondiente patrullero, el varón golpeó varias veces con los pies la ventanilla trasera izquierda del vehículo, llegando a romperla con la intención de escapar, algo que no consiguió gracias a la intervención de los agentes. Ambos fueron trasladados a un centro médico para ser asistidos para posteriormente, quedar a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.