Los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana que quieran adherirse al programa XarxaLlibres de bancos de libros gratuitos tendrán que solicitarlo a Generalitat a partir de finales de octubre, para después recoger los recibos de los libros de texto y, finalmente, distribuir las ayudas, que serán de 100 euros por alumno en la primera tanda y de un máximo de otros 100 en la segunda, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Así lo recoge el borrador que ha presentado la Conselleria de Educación al Consell Escolar Valencià de la orden de ayudas en ayuntamientos en el proyecto XarxaLlibres, que tiene como objetivo la creación de bancos de libros gratuitos para los centros educativos de enseñanza obligatoria sostenidos con fondos públicos, para así "hacer posible la gratuidad real de las enseñanzas públicas obligatorias".

Este consejo emitirá un dictamen a finales de octubre sobre la regulación de las ayudas, que servirá para que los ayuntamientos puedan administrar económicamente el presupuesto que asignan las tres administraciones implicadas —Generalitat, diputaciones y consistorios— en el proceso de retorno de los 100 primeros euros por alumno.

Así, una vez publicada la orden, los ayuntamientos podrán solicitar la parte económica correspondiente a la Generalitat Valenciana y la diputación de su provincia para administrarlas junto al 33 por ciento que les atañe.

Consulta aquí más noticias de Valencia.