El alcalde de Utrera (Sevilla), José María Villalabos (PSOE), ha anunciado una bajada "real" del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI), impuesto que en las nuevas ordenanzas fiscales incluirá un recargo del 50 por ciento para los pisos "vacíos" de las entidades financieras.

La medida más importante, según explica, es la bajada del tipo impositivo del 0'61 al 0'60, lo que supone un recibo un 1'7 por ciento más barato o lo que es lo mismo, "135.000 euros más" en el conjunto de los bolsillos de los utreranos. También se ha acordado bonificar la domiciliación bancaria con otro uno por ciento, con el ánimo de facilitar el pago de la contribución y mejorar los resultados recaudatorios.

Por otra parte, frente a los que gravan las energías verdes, el Ayuntamiento de Utrera va a bonificar hasta un 15 por ciento durante dos años a aquellos propietarios que decidan instalar sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico proveniente del sol. En relación con el IBI, "se va a recargar con un 50 por ciento a aquellas viviendas que pertenezcan a las entidades bancarias y se encuentren sin habitar". "Los últimos datos que tenemos son de 2011, cuando según el INE había más de 2.500 viviendas vacías en Utrera, son unas cifras que no podemos permitir teniendo en cuenta la función social que cumple la vivienda, un elemento de necesidad básico en el desarrollo humano" ha explicado Villalobos.

El resto de tasas municipales, según el alcalde, se congelan, como es el caso del IBI rústico, basura o el sello del coche. "Estas medidas se ha podido tomar porque el Ayuntamiento, por decisión del alcalde, no ejecuta la opción de subir el 10% de todos los valores catastrales", dice explicando que tal extremo "supone una bajada real del tipo impositivo y la congelación de otros impuestos asociados (plusvalías, donaciones y sucesiones)".

"Hemos visto durante doce años cómo subía la contribución cada año, subidas que han superado ampliamente los 10 puntos porcentuales en años post electorales. 2016 será el primer año que los impuestos municipales están diseñados por el nuevo equipo de gobierno, 2016 es el primer año que baja el IBI y 2016 es un año post electoral. Por lo tanto 2016 es un buen año para Utrera y que marcha un cambio de tendencia en la forma de gobernar y gestionar", ha concluido José María Villalobos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.