La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha expulsado a la Abogacía de la Generalitat —como representante de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV)— de la causa en la que se investiga el accidente de la Línea 1 de Metrovalencia que en julio de 2006 costó la vida a 43 personas y provocó heridas a otras 47. El tribunal entiende que en este momento FGV carece de la "necesaria" legitimación procesal.

Así consta en un auto, con fecha 22 de septiembre, en el que el tribunal estima el recurso interpuesto por el letrado de una de las víctimas contra la resolución de la jueza instructora por la que se permitía a la parte —Abogacía— seguir en el procedimiento.

En dicha resolución, la jueza consideraba legitimada la personación de FGV en su condición de responsable civil subsidiario por existir perjudicados que reclamaban indemnización. Estimaba al respecto que el derecho a la tutela judicial efectiva, el derecho de defensa y de igualdad de armas exigían su personación en la fase de instrucción al tener un interés legítimo en demostrar que el delito del que dimanaría en su caso la responsabilidad no existía.

Sin embargo, el tribunal difiere de estos argumentos. En primer lugar, señala que la intervención de FGV hasta el momento "se ha visto beneficiada" de la "permanente indefinición" de su postura procesal con la que intervenía, lo que ha puesto que hasta la fecha pudiera tener cabida la posibilidad de que actuara también como parte acusadora en la causa.

El tribunal recuerda que el responsable civil subsidiario se incorpora al proceso desde que la pretensión civil se dirige contra él, dándole traslado del escrito de calificación o acusación, o bien antes de este trámite, cuando se dicta resolución judicial para el aseguramiento de sus responsabilidades.

En este momento, advierte la Audiencia, la incorporación de FGV al proceso civil que en su caso se sustancie "no es más que una posibilidad". Además, estima que no puede afirmarse que se produzca indefensión cuando todavía no se ha ejercitado la acción civil que podría determinar la responsabilidad subsidiaria de FGV.

Por todo ello, considerando los principios que rigen el ejercicio de la acción civil, el carácter contingente y accesorio de la figura del responsable civil subsidiario, la menor relevancia de los intereses en juego de FGV, no equiparables al interés de los imputados, y en aras de la "siempre deseable" agilización del procedimiento, el tribunal acuerda expulsar a FGV de la causa.

Consulta aquí más noticias de Valencia.