El diputado de CHA en las Cortes aragonesas, Gregorio Briz, ha asegurado que en estos primeros cien días de Gobierno de coalición de su partido y el PSOE ha habido un "punto de inflexión" y "se ha cambiado la política neoliberal" del anterior Ejecutivo PP-PAR y ahora desde la Comunidad se "planta cara a Madrid y se reivindican cuestiones fundamentales" que se han de "acordar y negociar".

En rueda de prensa, tras opinar que se da un "hito histórico" porque "por primera vez hay un gobierno de izquierdas para llevar a cabo políticas de izquierdas" en Aragón contando con la presencia de CHA, ha sostenido ahora se defiende el autogobierno y la utilización del Estatuto de Autonomía en la negociación del nuevo modelo de financiación de las Comunidades, del que "se está hablando cuando la arquitectura institucional" del país "corre peligro".

Además, se ha hecho uso de las competencias autonómicas para "la paralización de la LOMCE" y "se permite que personas que no tenían cobertura sanitaria, la puedan tener, sobre todo inmigrantes".

Igualmente, se está trabajando en una renta social básica para "evitar ese gran problema de la pobreza que se ha instalado en la sociedad", en el medio rural "se están tomando medidas de discriminación positiva", manteniendo aulas con cuatro alumnos y "aumentado las becas de comedor", así como elaborando un plan social de la vivienda para, entre otras cosas, "pelear contra los desahucios".

Todo esto "gestionando un Presupuesto aprobado por el PP y el PAR", para sostener que será el de 2016, "aunque hay partidas comprometidas", en el que "se verá esa fotografía clara de por dónde se quieren llevar a cabo las políticas".

Sensatez y rigor

Briz ha querido destacar la aportación de su partido al Gobierno de Aragón, al que ha dado "sensatez, rigor y seriedad ante la grave situación que existe en este momento", con un déficit que supera el 2 por ciento "y una deuda que crece de forma exponencial y que hace que la situación sea grave".

En estas circunstancias, CHA "quiere ser corresponsable" y "hacer políticas valientes en fiscalidad y de recuperación de ingresos de un tipo y de otro", además de defender a la Comunidad y al territorio y acudir "donde están los problemas".

Briz ha considerado que "cien días es poco tiempo, esto acaba de empezar y hay mucho que hacer", entre otras cosas, aprobar los Presupuestos de 2016. "Veremos qué defiende cada grupo y qué enmiendas realizar" y "nos tendremos que dejar de los requisitos electoralistas y defender a los aragoneses por encima de todo, con amplitud de miras", ha estimado.

El objetivo es lograr la "vertebración de Aragón, acabar con la pobreza y la desigualdad, crear empleo, riqueza y autoestima" para esta tierra, ha subrayado el diputado de CHA.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.